Proponen grupo de padrinos encargado del mantenimiento de zonas verdes

 
 
     
 

Crear un club de padrinos
“Se me había perdido el contacto con Diego Restrepo, pero la semana pasada conversamos para que la propuesta siga en pie y pueda ser discutida en los próximos días”, comenta García. La idea, dice, sería que las urbanizaciones, unidades residenciales y centros comerciales colindantes con la avenida, se encarguen del mantenimiento de una porción de las zonas verdes. La propuesta está en estudio y en los próximos días sería dada a conocer a los administradores de las copropiedades. Mientras tanto, la Secretaría de Obras Públicas colabora con la instalación de plantas rústicas que no necesitan de un cuidado especial; así mismo se está observando la manera cómo se va a efectuar el mantenimiento del espacio público. Se trata de tres tramos sembrados con liriopes, tangos, barquitos, cebrinas y maní forrajero. En realidad, fueron sembradas 1.000 plantas en toda la extensión del separador. “La siguiente Administración Municipal tendrá el reto de mantener la belleza de esos espacios; por eso es urgente la conformación de ese club de padrinos”, dijo García. 
Por su parte, para Diego Restrepo la propuesta sería un espaldarazo para incentivar el sentido de pertenencia en el espacio público de una de las vías más concurridas de la ciudad. “El separador no fue entregado en las mejores condiciones, por eso debemos esperar que estas mejoren y  así aguardar que la Empresa de Desarrollo Urbano esboce un plan de mantenimiento”, propone.
                                                            
Hablan los administradores
“A mí la idea como administradora me parece genial, pero la decisión debe ser tomada por la Junta de Copropietarios que aún no conoce la propuesta; mientras tanto debemos esperar que esta sea presentada de manera formal”, explica Luz Esther Duque, Administradora del Edificio Suramericana de Patio Bonito.  
Aunque no está al tanto de la iniciativa, Beatriz Vélez, Gerente del Centro Comercial Oviedo, la observa como una propuesta fabulosa que garantizaría el mantenimiento del espacio público por muchos años. “Nosotros de inmediato apoyaríamos esa propuesta. Esa sería la única forma para que las plantas y coberturas vegetales se mantengan presentables y bonitas… a uno le da tristeza cuando los peatones caminan por encima de las maticas; sería el camino más apropiado para sensibilizar a la gente y crear sentido de pertenencia con ese espacio”, reflexiona. Por ahora, la propuesta está en el aire, solo resta que administradores, propietarios y planificadores la acojan y la pongan en marcha.