Prometen terminar en junio de 2008

 
 
 

Los expertos contratados por el Municipio hablan de 7 meses para construir la doble calzada; el Plan Poblado agrega 3 meses, por si acaso. Los antecedentes sugieren darles otros 3 ó 4 meses (por lo del invierno y las redes de servicios públicos), es decir un año largo de obras. Como quien dice, piense que terminarán en septiembre u octubre de 2008.

 
     
 

“Adicionalmente, estamos en proceso de realizar dos proyectos que complementen la doble calzada, con el fin de llevarla hasta Las Vegas; uno es un puente sobre la quebrada La Volcana, el otro es en la zona del lote de Los Guayabos, para realizar una conexión hasta Las Vegas, y así tener una doble calzada o par vial desde Las Vegas hasta la Transversal Superior.”

La no presentación de propuestas
El proceso tuvo una primera etapa en la que no hubo propuestas pues los eventuales contratistas exponían que el presupuesto oficial era insuficiente, argumentos analizados a través de talleres y revisiones de parte de La Alcaldía. Se encontraron razonables algunos temas, pero no en el nivel de expectativa que ellos estaban planteando, comenta Luis Alberto García, que explica: “La inquietud mayor de los contratistas es que nosotros no estábamos dando un margen de AIU (Administración, Imprevistos y Utilidad) suficiente para una obra compleja, exigente en términos de administración, con una inquietud importante, y es que ahora existe mayor rigor en el manejo del tema tráfico en El Poblado, pues hay que realizar muchas previsiones, señalizaciones, además de socializacion y manejo ambiental, es decir hay muchas actividades que generan extracostos, porque se debe cumplir con la exigencia de una guía de manejo socio ambiental.”

Imprevistos
Las obras deben ser ejecutadas en un plazo de 10 meses. A la pregunta ¿qué se aprendió sobre las prorrogas que se otorgaron en obras como las de la Avenida El Poblado, La 10 y el Parque Lineal La Presidenta?, Luis Alberto García, responde: “Siempre se aprende y se aplica lo aprendido, lo que no exime de dificultades el desarrollo de los proyectos. Las obras de construcción poseen unas variables a veces difíciles de entender por el común de la gente, sobre todo porque las obras son miradas desde el efecto y no desde la ejecución misma, o sea desde el perjuicio o impacto que me está causando, y no de cómo debo llegar al producto que requiero, visión un poco sesgada pero comprensible”.
“Hemos ajustado los precios de la obra, con base en observaciones de contratistas y análisis propios para que el desempeño no se vea empañado por afugias financieras, que exista un pago justo que motive además a que se atienda la obra con juicio y de manera permanente. Otro aprendizaje tiene que ver con los plazos; puede que hayamos sido un poco ambiciosos en la apreciación de los imprevistos y por eso se hayan dado plazos más ajustados, en esa medida, los diseños  y el presupuesto de la licitación para Los Balsos, no se hicieron de manera interna en la Edu (Empresa de Desarrollo Urbano) y el Municipio, sino que se contrataron unos consultores dedicados a realizar diseños, presupuestos y especificaciones técnicas, lo que arrojó una sugerencia en el tiempo de realización de la obra de 7 meses, y al recoger todas las experiencias, decidimos que este plazo se puede quedar corto, por eso el tiempo establecido es de 10 meses.”
Lo que se desea para un futuro, informa García, es que algún día se cuente con esta doble calzada desde la vía El Tesoro hasta la Autopista, proyecto que por razones presupuestales no es posible hacerlo en una sola etapa, “por eso este proyecto está pensado para que en un futuro se extienda.”