Primeras opiniones sobre el puente

Primeras opiniones sobre el puente
Aunque hay elogios por su estructura y su amplitud, otros cuestionan la movilidad cerca al puente de la 4 Sur

Después del acto protocolario el pasado viernes 20 de abril, cuando el Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, abrió al público el puente Gilberto Echeverri, los primeros conductores comenzaron a estrenar el nuevo gigante de la 4 Sur, mientras agentes del Tránsito indicaban a los usuarios algunos cambios de rutas para generar el menor trauma posible en los sectores aledaños.
22 meses duró la construcción de la megaobra, que superó polémicas y fuertes críticas. El puente fue llamado Gilberto Echeverri, en homenaje al ilustre personaje antioqueño asesinado por las Farc, por su trabajo por la ciudad y el departamento. Algunos de los primeros ciudadanos en utilizarlo hablaron bien de la obra aunque siguen desorientados con algunos de los cambios viales dispuestos por el Tránsito. “Yo iba hacia El Poblado y salí a buscar la loma Los González con mucha facilidad. El puente impacta y hasta vi gente caminando y trotando por el sendero peatonal. Lo que no pude ver es cómo montarse al puente si uno viene por la Avenida Regional sentido sur-norte”, dijo Sebastián Estrada.

Opinan los vecinos
Varias fueron las unidades residenciales que durante la socialización del proyecto se opusieron o se preocuparon por los efectos ambientales y de movilidad que provocaría el puente.
Según Flor Echavarría, administradora de la unidad Vegas del Poblado, “nosotros nunca nos opusimos y en los pocos días que lleva abierto, los comentarios que escucho son positivos. En movilidad nos resolvieron el problema y si alguien viene desde la 80, llega acá muy rápido”.
Blanca Escobar, residente de esa unidad, afirmó que “las barreras antirruido que pusieron han servido porque, la verdad, se escucha más el metro que los carros. Ya he ido caminando hasta Campos de Paz por el sendero del puente. Mi apartamento da con la obra y tampoco se siente contaminación. Yo creo que a nosotros sí nos valorizó”.
Una opinión diferente tiene Elvia Lucía Campos, administradora de la urbanización Aldea de Riobamba, ubicada cerca al Centro Ejecutivo, en la carrera 43C. “En ese intercambio se encuentran carros que vienen del norte, del sur y además los que vienen del puente hacia El Poblado. Pusieron un semáforo peatonal frente a Tamales Exquisitos que está entorpeciendo la salida de la unidad. Vamos a esperar que pasen más días a ver si la gente se va acostumbrando. Nosotros no tenemos barrera antirruido y los carros se sienten, ya hemos escrito cartas y derechos de petición”, dijo.
Vivir en El Poblado quiso conocer la opinión del área administrativa de la Clínica Las Vegas, pero no fue posible.
Sobre los trabajadores que aún se ven en los bajos del puente, la Secretaría de Obras Públicas informó que adelantan labores de paisajismo, en parqueaderos y zonas comunes, las cuales están previstas para ser entregadas el 18 de mayo.