Polémica por La Sucia

Polémica por La Sucia
Durante meses, residentes y miembros de la Mesa Ambiental de El Poblado cuestionaron la canalización de un sector de la quebrada

Como un exterminio al ecosistema, han calificado varios ambientalistas la canalización de esta quebrada que cruza la loma Los González. El tramo motivo de la queja se encuentra a una cuadra de llegar a la Avenida El Poblado. Cuando empezó la construcción del box culvert por parte de la firma Ménsula Ingenieros S.A., vecinos e integrantes de la Mesa Ambiental de El Poblado indagaron sobre el permiso de dicha obra sin encontrar respuesta satisfactoria.
Al alterar el cauce natural del agua, especies como los peces “corronchos” fueron rescatados por trabajadores de la obra y entregados a José Rincón, un vecino de la quebrada y defensor del medio ambiente, quien procedió a mantenerlos y luego liberarlos en otros tramos, donde podrían subsistir.
Después de que el Área Metropolitana recibiera quejas sobre la obra, esta entidad respondió que no había sido posible encontrar un expediente ambiental donde reposara el permiso, y ordenó el cese de actividades hasta que se aportaran los estudios hidrológico e hidráulico del proyecto.

Explicación del Área Metropolitana
La construcción continuó a pesar de las dudas de la comunidad y en los últimos días la autoridad ambiental confirmó que en efecto, existe un permiso de ocupación de cauce para la construcción de una cobertura en la quebrada La Sucia. “El permiso fue otorgado mediante resolución 000904 de 2009. En la misma resolución se otorgó la licencia de aprovechamiento forestal para la tala de los árboles que interferían con las obras. El 3 de febrero de 2012 se realizó visita de control y se constató que la obra se desarrolla según lo especificado”, confirmó el Área Metropolitana.
El ente ambiental también aclaró que no se encontró razón para la suspensión definitiva, por lo que la obra continuó su ejecución.
Según el integrante de la Mesa Ambiental, José Rincón, la carrera 42 se ha inundado, con algunos fuertes aguaceros, justo antes de la canalización. Dijo, además, que la comuna poco a poco va perdiendo biodiversidad por el exceso de urbanismo.