Piden mejorar educación

Piden mejorar educación
Comunidad escolar pide mejorar las condiciones académicas y de convivencia en el claustro educativo

Bajo nivel académico de los estudiantes, altos índices de indisciplina, casos frecuentes de bullying, poca permanencia de la planta de profesores, cambio constante de coordinadores y abandono por parte de las directivas educativas, fueron algunas de las quejas sostenidas por el Consejo de Padres de Santa Catalina de Siena, colegio anexo al Inem José Felix de Restrepo, ubicado en la loma de Los Parra.
“Recibimos una preocupación muy grande de los padres de familia, que están sacando a sus hijos de la institución por el bajo nivel académico. Se han manifestado sobre situaciones administrativas como la falta de atención por parte del Inem y la Secretaría de Educación, profesores que no tienen sentido de pertenencia, carencia de espacios recreativos, niños que pasan de tres a cinco días afuera porque no hay clases, problemas de convivencia como consumo y comercio de estupefacientes, entre otras circunstancias”, afirma Alejandro de Bedout, vicepresidente de la Junta Administradora Local -JAL-, organismo que recientemente convocó a una sesión ampliada para tratar estos asuntos.

A trabajar de la mano
La Secretaría de Educación de Medellín hizo presencia junto a padres de familia, estudiantes y directivas escolares en dicha sesión e instó a las partes a trabajar de la mano, pues considera que ha faltado autoridad educativa y una presencia más fuerte de parte del jefe de núcleo. “Mejorar la articulación entre la institución y la sede de Santa Catalina es un compromiso, ya que el Inem es reconocido por su nivel educativo. Se necesita un mayor acompañamiento, fortalecer los vínculos y hacer que los logros académicos se puedan replicar. El director del núcleo y el rector deben acompañar el proceso curricular del centro educativo”, señala Ana Lucía Hincapie, subsecretaria de Educación.
La construcción de la planta física y el mejoramiento de la actual sede de Santa Catalina de Siena, que se entregó a comienzos de 2009 gracias a recursos del Presupuesto Participativo y EPM, es un esfuerzo de la comunidad por garantizar la educación pública para la población de estratos bajo y medio de El Poblado. Por eso preocupan las malas condiciones académicas en la institución. Actualmente, en las jornadas de mañana y tarde, estudian 580 alumnos.
“Nosotros tenemos en el Inem un gran aliado, pero considero que es necesario la separación de la institución porque esta sede necesita recursos propios, profesores permanentes y un administrativo jefe que esté todo el tiempo pendiente del colegio. Nosotros hemos adelantado un diagnóstico donde evidenciamos las dificultades en los métodos de evaluación y formas de trabajo, el acompañamiento de la familia y la dificultad para educar por el grado de intolerancia. Estamos trabajando para enseñarles a nuestros estudiantes valores ciudadanos y de convivencia”, expresa Ehiduara Castaño, quien hace dos meses se desempeña como coordinadora de Santa Catalina de Siena.
Por su parte, el rector del Inem, Fernando Antonio Carvajal, ante las inquietudes de padres de familia y estudiantes, expresa: “Como rector no estaría de acuerdo con la separación, ya que desde el colegio se puede hacer un acompañamiento total a la sede educativa. Muchos de los líderes de la comunidad saben de las necesidades y proponen esa posibilidad, pero nosotros, teniendo en cuenta la preocupación, hemos enviado una coordinadora nueva, de tiempo completo. Además, hemos hecho el nombramiento de un psicólogo para esta sede”.
La Secretaría de Educación, con el fin de mejorar las condiciones académicas y de convivencia en la institución, anunció la implementación del programa “Jornada Complementaria”, que busca que los estudiantes, en horario diferente a las clases, aprovechen el tiempo libre con cursos de bilingüismo, deportes, recreación y actividades artísticas. “Buscamos generar en los estudiantes autocuidado y autorregulación a partir de actividades extracurriculares que promuevan la convivencia. Estamos recibiendo el acompañamiento de Fundación Mi Sangre que esperamos implementar este año en el centro educativo”, concluye la subsecretaria de Educación.