Piden autoridad en Santa María de los Ángeles

Piden autoridad en Santa María de los Ángeles  Problemas de tránsito, espacio público, ruido y seguridad, denuncia la comunidad que no quiere que se deteriore su calidad de vida

Santa María de los Ángeles es uno de los barrios más tradicionales de El Poblado. Al recorrerlo, aún es posible encontrar casas grandes, zonas verdes y cuadras con mucho silencio, ideal para personas que busquen tranquilidad. Sin embargo, las dinámicas sociales cambian y el sector no ha sido ajeno al crecimiento urbanístico de la ciudad y de la comuna.
Según cifras del Fondo de Valorización de Medellín (Fonval), para el año 2010 el barrio tenía más de 6.500 habitantes y 2.500 apartamentos. Hoy se siguen inaugurando edificios residenciales y hay varios en construcción.
Con ese panorama, Santa María de los Ángeles ha visto afectada su movilidad, la calidad del aire y el espacio público. Denuncia la comunidad que algunas construcciones no dejan los retiros para que los transeúntes caminen y que incluso hay cuadras que no cuentan con andenes peatonales. Sobre esta situación, el subsecretario de Espacio Público de Medellín, Gabriel González, informó que en el nuevo Plan de Desarrollo de la ciudad, una línea estará dedicada a este aspecto para generar puntos de encuentro, y que en El Poblado trabajarán por ello constantemente. El funcionario puso a disposición de la comunidad su cuenta en Twitter @GabrielEspacio y su PIN de BlackBerry 224C3019, para atender sugerencias y comentarios.

Movilidad reducida
Con la llegada al barrio de nuevos proyectos urbanísticos y el incremento del parque automotor en la ciudad, el tráfico en el sector es cada vez más congestionado. Habitantes de Santa María de los Ángeles se quejan por lo dispendioso que se ha vuelto ingresar y salir. Las vías principales de acceso son las avenidas Las Vegas, El Poblado y Regional, las cuales consideran insuficientes.
También denuncian la existencia de un acopio ilegal de taxis en la calle 16 Sur con la carrera 44. En su opinión, este acopio perturba la movilidad y genera contaminación. El subsecretario de Control del Tránsito de Medellín, Carlos Alberto Marín, aseguró que los agentes visitaron el sector varios días consecutivos y encontraron la vía despejada. “En esa calle se encuentra en edificación una torre de apartamentos, lugar donde habilitaron una franja para ubicar vehículos de la empresa constructora, que no interfieren con la movilidad del sector. Los controles continuarán”, dijo.

Polémica por charcutería

Varias quejas reposan en la Inspección de Policía 14B, por el establecimiento Mezzo Passo en la Avenida Las Vegas, en el primer piso del edificio Portones de Santa María.
Por ruido, invasión del espacio público, consumo y venta de licor, la junta de la copropiedad ha manifestado su insatisfacción con el funcionamiento del negocio. “Esta situación viene hace siete años. Opera como charcutería pero desempeña labores de cantina o bar. Venden licor y lo consumen ahí, lo cual está prohibido según la Ordenanza 18 de 2002. Creo que las administraciones del edificio han sido indolentes. Tampoco entiende uno la Policía por qué permite eso, y hasta parquean carros en celdas que son del edificio”, dijo uno de los habitantes de Portones de Santa María, quién pidió no revelar su identidad.
Sobre este caso, el comandante de la Estación de Policía de El Poblado, teniente coronel Fabio Rojas, aseguró que tienen algunas quejas y que investigarían sobre los permisos del lugar. El inspector de Policía 14B, Hermes Pineda, informó que “a ese sitio ya le abrimos proceso por violar la ley 232 de 1995, que regula los establecimientos abiertos al público. Escuchamos descargos y desde hace un par de semanas, empezaron a contar 30 días para cumplir con la norma. También le enviamos un oficio a la Subsecretaría de Espacio Público para que verifique la problemática”.
El subsecretario de Espacio Público, Gabriel González, dijo que “haremos los controles necesarios. Estamos haciendo operativos en varias zonas de la ciudad durante los fines de semana, entonces haremos el procedimiento y la visita con otra dependencia de la Secretaría de Gobierno para comprobar qué permisos tienen”.
Vivir en El Poblado trató de comunicarse por teléfono con el propietario de Mezzo Passo pero al cierre de esta edición no había sido posible. El administrador actual del edificio, Ricardo Ramírez, dijo que “ya estamos analizando la situación y las denuncias que hay. Estamos enterados pero llevo pocos días en la administración. Tendremos reunión de junta y veremos cuáles acciones podemos tomar”. En tanto, el anterior administrador de la copropiedad se negó a dar declaraciones.