La Décima Fiesta de las Artes Escénicas
Un disfrute para los amantes de este arte maravilloso
Crear, creer y hacer, es lo que mueve a los integrantes de Medellín en Escena para invitar a la ciudad a un encuentro en donde se conoce, se reconoce y se comparte
Lo que van a hacer los actores y actrices de teatro es gozarse los personajes que van a interpretar cuando los veamos caminando y actuando en medio de una comparsa de 1200 artistas desde el Teatro Pablo Tobón Uribe hasta el Museo de Antioquia, bajando por la Avenida La Playa. No pretenderán ser como actores de cine. No. Tomarán esos elementos metafóricos y poéticos que han aprendido del teatro para hacer los que se les venga en gana y rendir el homenaje que han denominado Mi hermano el cine. Así, personajes y escenas de películas como Brillantina, The Wall, Bastardos sin gloria, Chaplin, La estrategia del caracol y El amor en los tiempos del cólera, serán representadas para inaugurar el 24 de agosto a las 3 pm, una tremenda fiesta: la Décima Fiesta de las Artes Escénicas, que se realizará del 22 al 30 de agosto.

< Jaiver Jurado, del Teatro Oficina Central de Los Sueños

“El cine es un arte muy cercano al teatro. De alguna manera salió del teatro, pero el teatro siguió desarrollando de una forma artesanal esos temas profundos de la existencia, además de la representación en vivo que es algo muy eficaz y edificante”, expresa Javier Jurado, director del Teatro Oficina Central de los Sueños y director general de la Fiesta. “El ser humano no va a dejar nunca de verse representado por otro, por eso el teatro es como una pasarela de lo último en conducta, y en ese sentido, somos hermanos”, dice.

Crear, creer y hacer
Más de 180 funciones, estrenos y eventos especiales en las 22 salas de Medellín en Escena, escenarios culturales y espacios abiertos, cuatro grupos internacionales invitados (de Argentina, Guinea Ecuatorial, una coproducción entre Estados Unidos y Colombia y otra entre República Dominicana y Colombia) y 15 grupos nacionales y 80 regionales y locales, hacen parte de ese enérgico movimiento que habrá en la ciudad alrededor del teatro. “Crear, creer, hacer”, es lo que los mueve.
Los eventos tradicionales de la Fiesta ofrecen una programación en las diferentes formas de las artes escénicas. Ellos son: Molienda Teatral, en el que hasta el amanecer se pueden disfrutar fragmentos de obras de los grupos invitados, el 23 de agosto en el Teatro Matacandelas; Molienda de Danza, un espacio para todas sus categorías, el 26 de agosto en el Teatro Pablo Tobón Uribe; Teatro y Cocina, en el que el dramaturgo, actor y director César Badillo, cocinará para 120 invitados una rica comida bogotana, a la vez que hablará sobre la dramaturgia del Teatro La Candelaria (teatro al que se le hará homenaje por sus 48 años) el 27 de agosto en el Teatro Matacandelas; Molienda de Cuentería, una maratón de narración oral con 15 cuenteros el 28 de agosto, en el Parque de las Luces; y una Fiesta Clown en donde se encuentran los comediantes, payasos y mimos de la ciudad, el 29 de agosto en Casa Clown.
¿Cómo participarán las salas y cómo se preparan para su fiesta? Algunos directores de teatro hablan sobre la programación y la manera como viven este encuentro de arte:

< Lina Castaño, de la Casa Teatro El Poblado

Cajas Misteriosas en la Oficina
Cajas en las que se puede mirar a través de un pequeño orificio y encontrarse con mundos alternos, llegarán de diferentes rincones del país. “A manera de vitrinas, teatrinos o escenarios micros, los espectadores tendrán una experiencia con este arte de la ilusión, los títeres y la magia”, cuenta Jaiver Jurado. Este que es un formato de teatro personalizado, es nuevo en esta versión y se lanzará el 22 de agosto en la Oficina Central de los Sueños, a las 8 pm.

La participación de La Oficina Central de los Sueños en la comparsa será con un cuadro artístico de la película La estrategia del caracol, de Sergio Cabrera. Por esta sala pasarán diferentes obras como Fin de viaje, de la Oficina Central de los Sueños, el 25 de agosto, a las 8 pm; Los papeles del infierno I, de Gigantes (Marinilla), el 26 de agosto, a las 8 pm y 10 pm; A solas con Marilyn, de Marilyn (Argentina), el 28 y 29 de agosto a las 8 pm. El sábado 30 de agosto será La Piñata de la Décima, la fiesta que los teatros dedican a la familia y a los niños, con títeres, mimos, circo y varieté. En la Oficina se quebrará una piñata y los niños comerán helado con el grupo la Ciudad de los Cómicos, a las 4 pm y en la noche se armará el parrandón, luego del estreno de la obra Mi familia, de Actores en Escena (Manizales), a las 7 pm y 9 pm.


Miss Julia, coproducción colombo-americana

Teatro de otros lados en la Casa Teatro El Poblado
A la Casa Teatro el Poblado llegan invitados de afuera. No te escupo la cara porque la vida lo hará mejor que yo, es una propuesta sobre el tema del despecho del grupo Rueda Roja de Bogotá y se presentará el 23 de agosto, a las 6 pm y 9 pm. “El público se convierte en un despechado, en ese grupo de despechados anónimos que presencian una cantidad de historias contadas en una técnica clown”, cuenta Lina Castaño, quien fue actriz durante 11 años en el Teatro Matacandelas y ahora es jefe de programación de la Casa.


Monólogos de la vagina, de Elemental Teatro

< John Viana, de Elemental Teatro

Aunque la Casa Teatro El Poblado no cuenta con un grupo de creación, apoya a los jóvenes que anteriormente integraban la Red de Teatro de El Poblado y con ellos participará en la comparsa con personajes “feos del cine”.
También de Bogotá, Changua Teatro presenta La Patamorfosis, el 27 y 28 de agosto, a las 8 pm. “Integra danza, artes plásticas, teatro, nuevas tecnologías, y un poco de lo que se ha denominado patafísica. Es un grupo contemporáneo con una producción muy interesante”, afirma Lina. El 28 de agosto, el director de Changua, Andrés Rodríguez, dará una charla sobre teatro y ciencia ficción, a las 5 pm.

Desde Guinea Ecuatorial, llega Gorsy Edú con El Percusionista, una obra musical en donde las costumbres y la cultura africanas viajan de una generación a otra a través de un percusionista, el 29 de agosto, a las 8 pm. Miss Julia es una coproducción colombo americana, basada en un clásico de August Strindberg en la que participan los actores Jhon Alex Toro, Tina Mitchell, Gina Jaimes, la violinista Helen Yee y el director Lorenzo Montanini, el 30 de agosto, a las 5 pm y 8 pm.

“La fiesta es la oportunidad para encontrarnos y ver qué se está haciendo en otros lugares del país, pues en Medellín a veces es difícil lograr que los grupos circulen. Es una fiesta de disfrute y de diálogo”, expresa Lina, quien en nombre de la Casa, espera cautivar al público de El Poblado.

Un encuentro cercano en Fractal Teatro
Fractal Teatro va a participar con “¡un pequeño homenaje!”, dice Mario Sánchez (haciendo énfasis en cada palabra como si estuviera contando un cuento) basados en la película Bastardos sin Gloria. Una de las escenas más rememoradas de esta película de Quentin Tarantino será representada y los detalles del vestuario, las nuevas interpretaciones y metáforas creadas, se podrán ver en la comparsa. Ellos se gozaron ese führer y así espera que lo hagan los que se unan en el recorrido. “¡Ah, es que eso es un parche!”, expresa Mario, entusiasmado.

En Fractal los invitados van a ser los amigos de la casa, los locales. Con su obra de temporada, Antes del Desayuno, inicia la Fiesta el 22 y 23 de agosto, a las 8 pm. Luego Teatro El Nombre presenta ¿Monogamia?, el 25 y 26 de agosto, a las 8 pm. El 28 y 29, Karavana Teatro trae su estreno Play, a las 8 pm.

< Mario Sánchez, de Fractal Teatro

Un lugar donde se va a hacer un concurso que gana el personaje que cree el invento más malo de todos, es Lemuria. Lemuria, donde ser malo es bueno, y que tiene un mensaje respecto a las redes sociales y sobre todo frente al respeto de la diferencia del otro, según su director, es la obra que niños, jóvenes y adultos podrán disfrutar en la piñata de Fractal, el 30 de agosto.

Lo que el grupo de Fractal en realidad más disfruta es el vértigo. “Nos encanta el vértigo”, dice Mario. Se siente porque, cada noche hay que montar y desmontar, hay un grupo diferente para su función todos los días. De hecho, esa semana se va muy rápido y “esa adrenalina es muy rica”.

En lo que coinciden los participantes es que la Fiesta es un encuentro muy honesto. “Es un espacio muy rico porque uno aprende, conoce, reconoce y tiene uno incluso posibilidades de salir de la ciudad”. Una de las experiencias memorables de ese encuentro en la Fiesta pasada, fue la visita de un grupo itinerante de España, que por interés propio vino a dar a la casa de Fractal, ubicada sobre la carrera Córdoba, entre Caracas y Perú.


Lemuria, donde ser malo es bueno, de Fractal Teatro

“Quienes hacemos y vemos teatro nunca vamos a ser extraños. El teatro no es un espacio en el que se es extraño porque desde que entras a una sala, te haces participe del acontecimiento teatral”, finaliza Mario, quien busca generar un diálogo entre el público y la obra.