ARTÍCULOS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Este ciudadano estadounidense, acusado de liderar una red de proxenetismo en El Poblado, murió en un centro asistencial de Itagüí tras haberse suspendido con unas sábanas en su celda el pasado 31 de diciembre.
prepagos en el poblado2 1

Por Daniel Palacio Tamayo
Jay Harry Drivas, alias “Jake”, murió el pasado 6 de enero en el Hospital San Rafael de Itagüí, hasta donde fue trasladado por los dragoneantes de la Cárcel de Máxima Seguridad de ese municipio del Sur del Valle de Aburrá tras encontrarlo el 31 de diciembre suspendido con unas sábanas en su celda.

Alias Jake esperaba el avance del juicio tras su captura por presuntamente liderar una red internacional para la explotación sexual de niñas de Medellín.

 
Jorge Carmona, integrante de la mesa de Derechos Humanos del Valle de Aburrá, denunció este hecho, que, según él, se da por el hacinamiento desbordado que hay en los centros penitenciarios del país y la falta de personal del Inpec. “Eso sucedió en el patio 3, donde hay capacidad para 65 internos, pero hoy cuenta con unos 350”, afirmó Carmona.

El defensor de derechos humanos también afirmó que alias “Jake” había recibido la visita de la Cruz Roja y de la Embajada Americana. Estas habían solicitado una vigilancia especial para este interno por parte del Inpec, toda vez que tras su captura en julio pasado ya había presentado varios intentos de suicidio.

Carmona, enfatizó que más allá de que esta persona requería una vigilancia especial, en esa cárcel y en las otras del Valle de Aburrá, no hay miembros del Inpec suficientes para garantizar una supervisión adecuada a los internos. “Por ejemplo, en Bellavista hay unas 40 unidades de guardia por turno para más de 5 mil internos”, concluye el defensor de derechos humanos.

 
Hasta el momento las autoridades de policía y la embajada de Estados Unidos no se han pronunciado sobre este hecho, tras haber sido presentado como uno de los grandes operativos llevados a cabo en Medellín contra la explotación sexual de menores de edad por parte de ciudadanos extranjeros.

Jay Harry Drivas tenía un apartamento en El Poblado con un jacuzzi en el balcón, donde presuntamente eran llevadas algunas mujeres y menores de edad, fotografiadas y posteriormente ofrecidas como damas de compañía por medio de una página web

PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.