ARTÍCULOS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

A Diana María Álvarez García, de 36 años, le estaban practicando una lipectomía y una mamoplastia en el momento en el que sufrió un paro cardiorrespiratorio y tuvo que ser trasladada a la Clínica Las Vegas, donde murió.

subir arte y cuerpo


Van 12 casos en el año, 12 mujeres que han muerto en el departamento de Antioquia en un procedimiento estético por diferentes motivos. Esta vez fue Diana María Álvarez, de 36 años, a quien le estaban practicando una lipectomía y una mamoplastia en la clínica Arte y Cuerpo, ubicada en la calle 10 Sur con la carrera 48, en el barrio Santa María de los Ángeles de El Poblado.
La paciente sufrió un paro cardiorrespiratorio mientras era intervenida por la doctora Lizbeth Vicent Pacheco e inmediatamente fue remitida a la Clínica Las Vegas, donde perdió la vida.

Sobre Lizbeth Vicent Pacheco, el concejal Bernardo Alejandro Guerra, quien viene luchando desde hace algún tiempo con las “bandas criminales de bata blanca”, como él las denomina, informa que “fue sancionada por el Tribunal Nacional de Ética Médica el 8 de marzo del presente año con suspensión en el ejercicio de la profesión por el término de cuatro meses y quince días, por violación de los artículos 10 y 15 de la Ley 23 de 1981”.

El artículo 10 de la ley 23 de 1981 -Código de Ética Médica- estipula que “el médico dedicará a su paciente el tiempo necesario para hacer una evaluación adecuada de su salud e indicar los exámenes indispensables para precisar el diagnóstico y prescribir la terapéutica correspondiente”; y el 15 señala que “el médico no expondrá a su paciente a riesgos injustificados. Pedirá su consentimiento para aplicar los tratamientos médicos, y quirúrgicos que considere indispensables y que puedan afectarlo física o síquicamente, salvo en los casos en que ello no fuere posible, y le explicará al paciente o a sus responsables de tales consecuencias anticipadamente”.

Guerra añade que “el Tribunal Nacional de Ética Médica, en su sentencia, consideró que Lizbeth Vicent Pacheco, ‘puso a una paciente en alto riesgo al no examinarla previamente a la cirugía y, aceptar como acertados el diagnóstico y plan de manejo de un médico general, y proceder a la cirugía”.

El concejal expresó también que “la Clínica Arte y Cuerpo no tiene la capacidad de respuesta para atender las complicaciones que surgen a raíz de procedimientos quirúrgicos y recordó que allí mismo murió, a comienzos del año, la paciente Luz Adriana López Ocampo (abogada de 46 años), intervenida por el médico David Majana, quien enfrenta cargos por el presunto delito de homicidio”.

Vivir en El Poblado quiso conocer una declaración de representantes de la Clínica Arte y Cuerpo. Allí manifestaron que un abogado se comunicará con nuestra Redacción.

PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.