LOS BARRIOS DE EL POBLADO
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Pese al cambio, Manila conserva su toque de barrio
Aunque es una zona de uso mixto y el uso netamente residencial se perdió hace varios años, Manila es uno de los pocos barrios de El Poblado que no ha sufrido transformaciones físicas drásticas



Como muchos de los 27 barrios que componen El Poblado o la Comuna 14, Manila también debe su nombre a una finca. De acuerdo con lo publicado por Vivir en El Poblado en su edición 118, segunda quincena de agosto de 1997, la finca Manila fue inicialmente del Seminario Conciliar, el lugar de descanso de sus internos, y hacia 1910 fue adquirida por el ciudadano Isaac Restrepo Posada como veraneadero para su familia.

Cuenta la crónica que tanto en la vacaciones de mitad de año como en las de diciembre, los Restrepo Uribe se trasladaban para Manila a descansar. La familia vivía en el Centro, en lo que hoy es la esquina de la Avenida Oriental con La Playa, donde queda la Clínica Soma. Por aquellas décadas iniciales del siglo 20, el camino del Centro a la finca era en tranvía hasta la estación de El Poblado y de ahí en bestia hasta la casa. Eran tiempos en que la hoy muy conocida Calle 10 se llamaba Calle de la Estación.

Entre los 13 hijos de Isaac Restrepo se encontraba Jorge Restrepo Uribe, recordado Alcalde de Medellín, quien, entre otras obras, lideró la canalización del río y la construcción de la Avenida El Poblado por el sistema de valorización. Paradójicamente, el único predio que no se valorizó fue el suyo -Manila- pues la antigua carretera, carrera 43B -hoy la Calle de la Buena Mesa-, fue desplazada en importancia por la nueva avenida. En su momento, la obra fue considerada faraónica y los llamados ricos de Medellín, los dueños de las fincas que quedaban a ambos lados de la carretera, se opusieron al pago de la valorización. Esos predios sí aumentaron su valor con la construcción.

Manila hoy
Pero al igual que ha sucedido con otros barrios de El Poblado, con el paso de los años Manila se fue transformando en zona mixta, dando origen a una de los sectores comerciales más importantes y centrales de la Comuna 14. Pese a esto, es una de las pocas zonas que aún conserva la apariencia de barrio residencial; muchas de sus casas se mantienen y no ha sido muy significativo el número de los edificios construidos.

Según los límites establecidos por el Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, Manila se extiende desde la Calle 10 hasta la Calle 14, y desde la Avenida el Poblado o Carrera 43A hasta la carrera 49 o Avenida Regional.

La diversidad de Manila es incuestionable. La antigua Carretera de El Poblado es hoy la Calle de la Buena Mesa, donde no solo tienen asiento reconocidos restaurantes de la ciudad sino, entre otros, el Cementerio de El Poblado -donde hace año y medio no se realiza ningún sepelio-, el Comando de Policía, el popular Taller de Las Monas y la mal llamada Casa de la Cultura, epicentro de un litigio entre el Municipio de Medellín y una entidad privada que no ha querido devolver la sede para uso de la comunidad.

Según información suministrada por el Fondo de Valorización de Medellín -Fonval- en el año 2009 Manila contaba con 3.020 habitantes. La cifra actualizada no se conoce, pues a 2010 la ciudad no cuenta con una publicación que discrimine ese tipo de datos por barrios de El Poblado, como lo hacía antes el Anuario Estadístico Metropolitano, reemplazado por la Encuesta de Calidad de Vida.

El barrio Manila cuenta con 25 edificios en los cuales hay 215 apartamentos y 170 oficinas. Entre estos se cuentan el Edificio El Poblado, conocido como el edificio blanco, Los Pomares y los centros comerciales Domo y Monterrey. En Manila también hay 268 casas, muchas de ellas convertidas en oficinas, locales comerciales o pequeños restaurantes. De la riqueza de ofertas de Manila hacen parte el Más Cerca, el Cerca, canchas de fútbol y microfútbol, un motel -Las Cabañas-, academias de baile, gimnasios, talleres de confecciones, panaderías, floristerías, lavanderías y bodegas de ventas de autos, por solo citar algunos negocios.



Más seguridad para Manila
Desde mediados de este año el intendente Pedro Ramón Sepúlveda está a cargo de la seguridad en el barrio Manila, como líder del cuadrante No. 3 de El Poblado. “Hemos tenido muy buenos resultados con las estrategias de vigilancia aplicadas para contrarrestar el hurto callejero y hay mucha colaboración de los comerciantes, de los líderes cívicos y de la Junta de Acción Comunal del barrio”, destaca este agente adscrito a la Estación Poblado”.

Entre las acciones para mejorar la seguridad resalta la reciente inauguración del Frente de Seguridad de la Calle 12, del que hacen parte comerciantes y residentes, quienes cuentan con una alarma conectada a la Empresa de Seguridad Urbana -ESU- y diez controles para activarla en caso de hechos delictivos o movimientos extraños. Próximamente se espera arreglar la alarma y reactivar el Frente de Seguridad de la Calle de la Buena Mesa, desde la Calle 14 -Metrosalud- hasta la Calle 11. Así mismo se prevé poner de nuevo en funcionamiento el Frente de Seguridad de la Carrera 43 F, para la que se pidió a la ESU ubicar una cámara de seguridad en el cruce con la Calle 11.

Para mejorar
Como aspectos a mejorar en el barrio Manila, el líder del Cuadrante No 3, intendente Pedro Sepúlveda, resalta el problema que generan las basuras sacadas a destiempo en el área residencial. Por ese motivo, tanto policía como comerciantes y residentes les solicitan a Empresas Varias modificar los horarios de recolección. “La gente sale a trabajar a las 6 ó 7 de la mañana y desde esa hora sacan la basura, pero el carro recolector pasa a las 12 ó 1 de la tarde, tiempo en que algunos recicladores las revuelven, generando desaseo e inseguridad”, manifiesta. Se queja, no obstante, de que Empresas Varias no ha acudido a las reuniones a las que han sido citadas por la Policía y la comunidad para exponerles la situación.

También han pedido a la Secretaría de Tránsito que organice el estacionamiento de vehículos en el barrio, donde cada vez se ven más carros estacionados a ambos costados de las vías, ante la carencia de parqueaderos privados.

Proyecto vial
El Municipio planea construir en 2011 en el barrio Manila uno de los 22 proyectos viales previstos para desarrollar por el sistema de valorización en El Poblado. Se trata de la conexión de la Carrera 43C-D entre las calles 11 y 10 A, con un puente sobre la quebrada La Poblada. Esta obra es una de las tres con las que se pretende descongestionar la Avenida El Poblado al convertir a la carrera 43B-C-D en una vía paralela y de apoyo que permita eliminar los giros izquierdos de la avenida principal, una de las mayores causas de su congestión. Según el Fonval, con la conexión vial en Manila se beneficiarán directamente 108 habitantes y 27 viviendas del sector, además de la población flotante de sedes como la del Más Cerca. Se complementa con la conexión de la Carrera 43C entre las calles 8 y 9 en el barrio Astorga y la conexión de la Carrera 43C entre la Calle 7 y Transversal 6 (puente sobre la quebrada La Presidenta). El proyecto, en su conjunto, prevé mejorar la accesibilidad a Manila, Astorga y Patio Bonito.
Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.