LOS BARRIOS DE EL POBLADO
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

El Diamante 2, pulmón verde y comodidad residencial
Un barrio que le apostó a lo residencial y hasta hoy goza de esa independencia del sector comercial. Además, allí se adelantan importantes proyectos ambientales que generarán más espacios públicos y conservarán su vegetación



Como sucede con tantos barrios de El Poblado, la falta de identidad entre los habitantes con el entorno que los rodea y la carencia de puntos de encuentro es, hasta ahora, una característica de El Diamante 2. No obstante, el Municipio de Medellín adquirió un lote de 33 mil metros cuadrados en la calle 18 Sur con la carrera 43 A, donde desarrollará el Parque Ambiental La Frontera, atravesado por la quebrada La Paulita, un lugar para que sus habitantes disfruten de generosos espacios y que, sin duda, se convertirá en referente del barrio.
Caminar por sus calles no deja de ser agradable aunque se trate de lomas. Incluso es común ver a personas trotando por este barrio que se caracteriza por su aseo y unidades residenciales de bellas fachadas y jardines generosos. Aún así, muchos de sus habitantes no saben que viven en El Diamante 2. Algunos dicen que viven en La Frontera, otros mencionan el barrio Poblado Campestre y los más cercanos a la Transversal Inferior aseguran que en San Lucas.
Lugares conocidos en el barrio son la estación de servicio o “bomba de los Ochoa”, el Hogar Geriátrico Caminos de la Vida, el Centro Comercial La Frontera, la mansión Montecasino y los tanques de agua de Empresas Públicas.

Ubicación y cifras
Según Planeación, el barrio El Diamante 2 tiene ese número porque en Robledo hay un Diamante 1. Al sur colinda con Envigado, al oriente con el barrio San Lucas, al norte con El Castillo y al occidente con Santa María de los Ángeles. El mapa de Planeación muestra que el barrio está comprendido entre la Avenida El Poblado y la Transversal Inferior, y entre las calles 16 A Sur y la 20 B Sur.
De acuerdo con datos recolectados por la oficina de distribución de Vivir en El Poblado, este sector cuenta con 2.771 apartamentos, 12 casas y 196 oficinas, prevaleciendo la vocación residencial de la mano de los grandes espacios verdes que hacen diferencia con otros barrios de El Poblado.
El Fondo de Valorización de Medellín -Fonval-, en un documento de prefactibilidad ambiental sobre las obras de valorización en El Poblado, indica que el barrio cuenta con 8.400 habitantes, aproximadamente.
Una de las obras contempladas para realizarse en El Diamante 2 es la prolongación de la calle 18 B Sur, proyecto de movilidad que busca mejorar el tráfico vehicular hacia San Lucas a la altura de la carrera 39 A, y obtener un nuevo acceso desde la Avenida El Poblado para atenuar las congestiones que hoy se presentan en el cruce de la calle 21 Sur con la Avenida El Poblado. La obra consta de una calzada de 7 metros, zonas verdes laterales de 3 metros y andenes a cada lado de 1.50 metros, para una sección pública de 16 metros.

Históricamente residencial y tranquilo
Vivir en El Poblado, en su edición número 127, de enero de 1998, describió a El Diamante 2 como “un barrio de calles amplias y limpias, jardines cuidados. En El Diamante 2 se respira un aire distinto, menos denso que el que hay dos cuadras más allá y se reconoce por su tranquilidad, seguridad y calidad de vida.”
13 años después, ese escrito aún se ajusta a las características del barrio y a lo que desde los inicios de su construcción en los años 60 se proyectaba como una zona muy residencial.
Su desarrollo se originó en la finca del bogotano Carlos Salazar, quien la tenía como lugar de recreo. En los años 60 se ingresaba al barrio por unos rieles que conectaban la carretera a Envigado con la portada del Club Campestre, y así fueron llegando las primeras familias que construyeron sus casas a su amaño porque deseaban vivir en un lugar alejado de la ciudad.
Cuando empezó su desarrollo inmobiliario, el metro cuadrado era a 70 pesos y el valor de la construcción de una casa oscilaba entre 350 mil y 400 mil pesos. Familias como las de los Ochoa, los Vélez y los Arango, entre otras, fueron las primeras pobladoras del barrio El Diamante 2.
Al igual que en sus inicios, hoy El Diamante 2 es un barrio silencioso y limpio, donde se cuidan celosamente los exteriores de las unidades residenciales. Por esas cualidades y el gran espacio verde en su interior, sigue siendo el barrio preferido por muchos aunque no sepan su nombre real y no interactúen con sus vecinos; en él se sienten aislados del sector comercial y del bullicio de la vida nocturna que se propagó en otros barrios de la comuna.

Comisión accidental sobre Parque Ambiental La Frontera
Con motivo del desarrollo de este parque que ejecutará la Secretaría de Obras Públicas gracias a una inversión de 2 mil 300 millones de pesos del Área Metropolitana, el Concejo de Medellín creó una comisión accidental que analizará con la comunidad y funcionarios de la Alcaldía conflictos de movilidad y seguridad, entre otros, antes de poner en funcionamiento el parque.
Santiago Londoño, concejal que coordina dicha comisión, indicó que “revisamos el proyecto y las autoridades escucharon las dudas de los ciudadanos de la zona. En cuanto al tránsito, la calle 18 Sur tiene tramos difíciles y es muy angosta, por eso se habló de planes de expansión y de controlar un acopio de taxis irregular que se está formando. En seguridad, falta mejorar la iluminación y la intención es instalar en el parque cámaras de buena tecnología. La comunidad está muy contenta con lo del parque pero tienen ciertas dudas con el ruido por posibles conciertos en la zona. Es un barrio muy residencial y es normal que la gente se preocupe, la idea es que se llegue a buenos acuerdos”.
Las reuniones de la comisión continuarán este semestre mientras avanzan las obras del Parque Ambiental La Frontera. Cualquier persona de la comunidad puede participar.

“Canal-parque para el barrio”: Telemedellín


Desde febrero los habitantes de El Poblado y específicamente del barrio El Diamante 2 tienen nuevos vecinos. Se trata del canal local de televisión Telemedellín, que hace un tiempo venía buscando nueva sede en la que pudiera combinar su trabajo con un espacio público y cultural, y de la que la gente se pudiera apropiar. Así llegó a la carrera 43 A # 17 Sur – 30, a la mansión expropiada al jefe paramilitar Carlos Castaño, Montecasino, para difundir actividades que atraigan a los ciudadanos y cambien la historia del miedo por alegría y cultura.
“Si algo necesitan en El Poblado es espacio público y en nuestra sede tendrán 33 mil metros cuadrados para disfrutar. Nuestro canal ha sido exitoso por ser el canal de la gente, donde todos salen y por eso queremos continuar este concepto. Estamos cumpliendo con el mandato del Alcalde de cuidar el verde y de invitar a la gente porque esto será una especie de centro cultural”, dijo el gerente de Telemedellín, Mauricio Mosquera.
Paulatinamente el canal ha ido transfiriendo sus equipos e inmuebles para la nueva sede; ya se han grabado allí varios programas y también ha sido centro de reuniones comunitarias. Los miércoles de marzo serán de “puertas abiertas”, con variada programación cultural durante el día y al anochecer un ciclo de cine mudo y música en vivo.
Sobre la oposición de algunos vecinos a la realización de conciertos, Mosquera informó que “ya hemos hecho varios y no se han dado cuenta. Esto no será un escenario grande, seremos muy cuidadosos para ser un vecino bueno y prudente, convivir con la naturaleza, con las guacamayas y ser muy creativos. Esta es la mejor sede de un canal de televisión y me lo dijo el presidente del Grupo Planeta que lo conoció, es una filosofía diferente”.

Multa económica por caso de talas


El año pasado, tras la oportuna denuncia de la comunidad y dos concejales, el Área Metropolitana visitó en varias ocasiones el lote contiguo a la Avenida El Poblado para constatar el exceso de talas que la comunidad denunciaba.
Luego de verificar que la empresa constructora taló sin autorización 130 árboles, entre guayabos, cipreses, falsos laureles y eucaliptos, la autoridad ambiental inició un proceso sancionatorio de conformidad con la Ley 1333 de 2009, e hizo seguimiento al lote a efectos de verificar que se suspendieran las talas.
La sanción económica para la empresa que ejecutó la tala, teniendo en cuenta la afectación ambiental y el “agravante de rehuir la responsabilidad atribuyéndola a terceros”, es de 445 millones de pesos, según informó el Área Metropolitana. Esta es la multa más alta impuesta por esa entidad por daños a recursos naturales.
Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.