ARTÍCULOS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Se extendió a 10 mil metros cuadrados y duplicó el número de visitantes. Este fin de semana hay fiesta
Por Laura Montoya Carvajal
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.



El nuevo edificio del Mamm, inaugurado el 2 de septiembre de 2015, abrió espacios para el cine, las artes escénicas, la música, la educación, la exploración sonora y por supuesto, la actividad expositiva. La directora de esta entidad, María Mercedes González, habló con Vivir en El Poblado sobre el crecimiento dentro de las paredes y la celebración que este fin de semana ofrecerán a la ciudad después de un año de expansión.

María Mercedes González

¿Qué balance puede dar de este año para el museo?
“Ha valido la pena, estamos muy agradecidos con la respuesta del público que ha sido entusiasta, generosa y explícita, también con los artistas y los benefactores. En esa medida vamos por buen camino, tenemos una cifra inicial de 87.228 personas que han visitado el Mamm desde el 2 de septiembre de 2015 hasta hoy (26 de agosto). Es una cifra que dobla la que anualmente recibía el museo en el edificio de fundiciones. Hemos hecho 15 exposiciones en este año. Hay mucho compromiso y convicción del equipo de que esto era necesario: Medellín está en un momento en el que un espacio como este era vital”. Hay un aspecto muy importante del proyecto arquitectónico que creo que es clave y es la conexión del edificio con la plaza y el parque lineal Mamm - Ciudad del Río. Eso le ha dado una vitalidad increíble al sector, creemos que de alguna manera con esta expansión el museo invita a vivir el espacio público de otras formas y también que esa conexión tan natural que hay entre el edificio y el espacio público invita a entrar al museo”.

¿De qué manera han interactuado con las potencialidades y problemas del espacio público y la vecindad en Ciudad del Río?
“Ante todo creemos que son situaciones que se presentarían en cualquier tipo de convivencia en comunidad. En esa medida no hay cosas que escandalicen y son dinámicas propias de un barrio que en realidad sigue en construcción. El museo, como uno de los primeros vecinos en llegar, ha asumido un rol protagónico: siendo privado tiene una vocación pública, lo que le da una visibilidad distinta. Hemos promovido distintas acciones, el trabajo con las autoridades competentes es constante, tenemos buena interlocución con la Movilidad, con Espacio Público, con la Policía, con Seguridad, agencia territorial, también con los administradores de los edificios, los vecinos, con la Junta de Acción Comunal, que es un espacio naciente y también con los gerentes de los otros edificios comerciales”.

¿La exposición actual, De lo espiritual en el arte. Obertura, es el inicio de un trabajo alrededor del tema?
“Esa es más una idea de la curadora, María Iovino, que viene trabajando estas aproximaciones o puertas de entrada a la espiritualidad hace muchos años, y esta exposición es solo el inicio de una serie de proyectos que ella tiene, seguramente expositivos, que puede que no pasen en el Mamm sino en otros museos. María desde hace muchos años viene investigando y tiene mucha información. Esta era como un ejercicio inicial como se entendía y se podía materializar esa idea en un espacio expositivo. Sería increíble que el museo pudiera acoger esas otras versiones”.

¿Qué viene el resto del año en actividades artísticas? ¿Qué le ofrecerá a la ciudad el Mamm fest, con el que celebrarán un año de expansión?
“El Mamm fest será el 3 y el 4 de septiembre, y será un evento muy a la manera de los festivales musicales. Habrá una programación cultural muy intensa y visibilidad para un grupo de emprendimientos de distintos sectores. Estamos esperando alrededor de 10.000 personas.

Este año nos planteamos una idea general que agrupa todos los contenidos expositivos y algunos del resto de la programación y es el arte como una manera de conocer. Tenemos dos momentos expositivos en lo que queda del año: el 28 de septiembre inauguramos otro grupo de seis exposiciones y el 14 de diciembre cerramos la programación expositiva del año con Homenajes Mamm, el ciclo de exposiciones con mayor trayectoria del museo, y este año será a Bernardo Salcedo.

La exposición que tenemos ahora, De lo espiritual en el arte, no es una casualidad en el momento que está viviendo el país, pero queríamos ofrecer una aproximación distinta que contribuyera a las reflexiones y decisiones que se están tomando. Una paz sin espiritualidad muy difícilmente podría ser posible”.

¿Tienen intención de hacer más modificaciones a su infraestructura?

“Creemos que un museo de 10 mil metros cuadrados es un buen tamaño. En este momento los espacios que tenemos son suficientes y necesitan ser explotados de muchas otras formas: en el mundo de la creatividad y el arte contemporáneo las posibilidades que ofrece apropiarnos del parqueadero, las escaleras o las terrazas, son muchas, falta mucho por explorar”.


PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.