ARTÍCULOS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Construcción
El edificio de CDO que hubo que desocupar en Bello
La Oficina de Gestión del Riesgo de ese municipio consideró que las 18 familias que se habían mudado allí desde finales de julio de 2013 debían salir de la estructura

alcala 1Luego de la implosión de la torre 5 de Space, la Alcaldía de Medellín emitió nuevas órdenes de evacuación de edificaciones, que se suman a las de Continental Towers y Asensi. Se trata de Platinum Superior y el edificio Mantua que, dicho sea de paso, aparece como un proyecto VIP en El Poblado.

Aunque son pocos edificios, si se tiene en cuenta que el Dagrd ha realizado unas 2.120 visitas preventivas, el tema empieza a preocupar a residentes y futuros compradores de apartamentos en edificaciones de este tipo.

El asunto es que Medellín no es el único que tiene estos casos. En Bello les recomendaron a 18 familias salir del proyecto Alcalá, construido por Bepamar CDO, al cual se le encontraron algunos problemas.

Esta edificación, ubicada en la comuna 10 de Bello y que proyecta cuatro torres de 19 pisos cada una, con apartamentos que bordean los $80.200.000, está licenciada para dar 500 soluciones de vivienda, una vez terminada.

Luego de lo ocurrido en Space un equipo de Gestión del Riesgo de Bello (el equivalente al Dagrd en Medellín), Planeación e Infraestructura, realizó una inspección ocular el 31 de octubre de 2013.

Según lo expresado por Jorge Aguirre, coordinador técnico de la Oficina de Gestión del Riesgo de Bello, en la visita “se notaron de inmediato algunas fisuras en los parqueaderos interiores. Aparte de eso se pudo constatar que había cerca de 18 familias habitando allí sin que la oficina de Planeación hubiera recibido la obra como tal”. Esta información fue corroborada por Mauricio Henao, director de Planeación de Bello.

El hecho de no tener el recibo de obra y permitir que las familias lo habitaran, se convierte en un motivo de comparación con la situación en Space, donde, según lo manifestado a Vivir en El Poblado por el director de Planeación de Medellín, Jorge Pérez, tampoco se había recibido la torre 6 y aún así ya había sido habitada.

Volviendo al proyecto Alcalá en Bello, el equipo que visitó el lugar pudo constatar pandeos, fisuras, agrietamientos. “En particular, hubo reparos en las resistencias del concreto, pues comprobamos que estaban muy ceñidas al mínimo permitido por las normas de sismorresistencia”, expresó Aguirre.

El funcionario advirtió que este tipo de optimizaciones generan que “los estudios, mezclas y uso de materiales deba ser muy precisa de ahí en adelante. Hay que analizar minuciosamente el tipo de refuerzos, los aditivos, el hierro, la cantidad de agua en la mezcla de cemento, la arena y mucho más”.

Columnas en buen estado
En la visita ocular el equipo también se enfocó en las revisiones estructurales en compañía del Dagrd (Medellín). Lo que hicieron fue elegir al azar una de las columnas para medir su capacidad de carga. En esta oportunidad encontraron que estaba en un 65 por ciento, lo que generó tranquilidad.

Esto se convirtió en una buena noticia para el equipo porque los funcionarios del Dagrd tenían en su poder el ejemplo de la mencionada urbanización Continental Towers, ubicada cerca a Space (El Poblado), en la que se encontraron capacidades de carga en las columnas de un 100 por ciento. Es decir, que la columna elegida estaba en su punto máximo solo con la carga muerta del edificio. Ante cualquier movimiento, asentamiento o factor externo que le imprimiera algo más de peso, Continental podría tener daños estructurales o colapsar. De ahí que se ordenara la evacuación.

Desniveles en vigas y losas
Superado el tema con las columnas en Alcalá, los técnicos se enfocaron en la losa del parqueadero del primer nivel, “la cual se encontró pandeada, con vigas de una longitud de ocho metros que presentaban una deflexión (desviación) no muy propicia para la altitud y espesor de las mismas. El concepto es que a esas vigas les falta rigidez”, afirmó Aguirre.

También se encontraron algunas fisuras sobre la losa y en la zona cercana a las columnas. Esto se conoce como punzonamiento, porque la losa, al estar tan pandeada, presentaba grietas debido a las tensiones. Ese mismo fenómeno, en menor grado, se encontró en los pisos superiores.

Esto fue otra de las motivaciones para ordenar que no se habitara el edificio en ese momento. La explicación fue que las personas ya estaban empezando a hacer remodelaciones que incluían, por ejemplo, llenos con mortero en los pisos (en las losas) para instalar las baldosas. Dado que las losas estaban flectadas (desniveladas, dobladas), el recubrimiento para nivelar el piso podría requerir hasta 15 centímetros de mortero (cemento). Esto generaría un soprepeso no contemplado sobre la estructura, que se hace relevante si se incluyen las intervenciones en todos los pisos de la edificación.

Aunque el análisis ocular dejó claro que no había riesgo de colapso y por lo tanto no suspendió la construcción de la obra, la constructora informó que la frenó por iniciativa propia. Por lo pronto, mientras Bepamar CDO no presente las justificaciones técnicas de estas “deflexiones y pandeos en las losas” las familias no podrán regresar a sus hogares.

¿Qué dicen los residentes?
Vivir en El Poblado se comunicó con Esteban Barros, uno de los voceros de los afectados, quien prefirió no hacer declaraciones al respecto. Según él, “estamos a la espera del estudio que presente CDO. Una vez esto ocurra nosotros haremos un nuevo estudio con una firma que elegimos y que será costeado por la misma constructora”.

Comparación con Space
El ingeniero estructural Jorge Aguirre plantea que esta estructura es semejante a Space y “se le puede denominar como construcción continua acoplada, que alcanza su rigidez cuando estén completas todas las torres y así cumplir con la norma de sismorresistencia en este punto específico”.

Ahora lo que le resta a CDO es demostrar técnicamente que el edificio Alcalá en Bello tiene vida útil, cumple con la norma sismorresistente y proceder a realizar los refuerzos que arreglen los daños evidentes.

PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.