Colombiatex de Las Américas Pabellón de máquinas
Texto: Laura Montoya Carvajal
Foto: Sébastien Herbiet


En la segunda mitad del siglo XX, las textileras antioqueñas se erigían como emblema de la industrialización del país. Muchas familias tenían empleado a alguno de sus miembros como obrero de telares, quien se sentía orgulloso y comprometido con lo que hacía. El avance tecnológico, las grandes superficies, el contrabando y la competencia internacional desplazaron numerosos talleres y fábricas, y hoy, aunque no se le atribuye igual representatividad, la industria textil sigue avanzando: se ha tecnificado y está obligada a asumir nuevos retos. En Colombiatex se discute de prendas que presten servicios, además de ser buenas y bellas, y se insta al empresario a ser ágil, para que no se quede atrás en la carrera internacional por la productividad