Parquímetros también se cobran bajo cuerda

Foto Juan David Caicedo
Según denuncias ciudadanas conocidas por Vivir en El Poblado, hay impulsadores de los parquímetros que ofrecen no cobrar el estacionamiento a cambio de recibir “la liga”.
Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
¿De qué lado está usted? ¿Del de pagar una “liga” por estacionarse en el espacio público? ¿o en el de pagar la tarifa establecida paras las zonas de estacionamiento regulado? Una mujer denunció una presunta irregularidad que se estaría cometiendo por parte de algunos de los impulsadores de los parquímetros dispuestos por la Alcaldía.

Según la mujer, quien prefiere mantener su nombre en reserva, se estacionó en la zona aledaña al colegio Palermo, cuando la impulsadora le preguntó —¿se demora? a lo que la conductora que recién se bajaba de su vehículo, dijo que si acaso se tardaría una hora. A renglón seguido, llegó “la oferta”; — Yo no le voy a poner tiquete, cuando salga me da lo que quiera, le dijo la funcionaria a la conductora, quien contó indignada lo sucedido, pues se supone que el dinero del tiquete va directo a las arcas del Municipio.

Y es que mientras la hora o fracción en un parquímetro como el del colegio El Palermo cuesta 3.600 pesos, la liga pueden ser de 2 mil pesos que van al bolsillo del trabajador.

Al respecto, la Secretaría de Movilidad, informó que “ya tiene el reporte de este tipo de irregularidades en las zonas de estacionamiento regulado y que ha venido tomando decisiones al respecto, junto a Terminales Medellín, operador de este proyecto”.

En la ciudad hay 17 zonas reguladas con el sistema de parquímetro, que en total suman 1.728 celdas de parqueo, de las cuales, 479 están ubicadas en el Lleras, Provenza y La Aguacatala en El Poblado. Según información oficial, en el último mes, solo en esta comuna, se recolectaron por concepto de parquímetros unos 321 millones de pesos; de los 490 millones que en promedio le entran al Municipio por este concepto.

La Secretaría de Movilidad, invitó a la ciudadanía a ser también veedora de este tipo de irregularidades y reportarlas de inmediato con información detallada para aplicar los correctivos, pues “rechaza tajantemente estos comportamientos”, según indicaron en ese despacho.

Las autoridades también explicaron que una vez se conocen estas irregularidades, “se llama a las personas para que presenten descargos y si hay un medio probatorio que demuestre que se cometió una falta se agota el debido proceso y se procede al despido con justa causa”. Sin embargo, aunque reconocieron que la situación se ha presentado en algunos impulsadores, no especificaron cuántos empleados, de los 168 que hay en la ciudad, han sido despedidos por esta conducta.