Pareja se escapó de atraco

Pareja se escapó de atraco
Una pareja se salvó de un ilícito en un taxi que tomó en el Parque Lleras, pues alcanzó a tirarse del vehículo. Contaron su historia para prevenir a otros

A las 3 a.m. del 21 de enero, Andrés Felipe, de 21 años, y su novia, de 19, tomaron un taxi en la calle 9A con carrera 40, en el Parque Lleras, rumbo a La Frontera. No se fijaron en las placas del vehículo, pero con extrañeza advirtieron que al inicio de la carrera el conductor no prendió el taxímetro, como es lo acostumbrado, y que el carro no tenía radio, ni radioteléfono. También les sorprendió que al llegar al cruce de la calle 9 con la Avenida El Poblado, el taxista se demorara en avanzar aunque el semáforo estaba en verde.

“Nos pareció muy rara su actitud: se veía nervioso, no hablaba, no miraba a los ojos, y nos asustó su desconcentración al volante y su descuido con los semáforos”, recuerda Andrés.
Cuando se acercaban al sector de La Abadía, en las inmediaciones de la urbanización Rocío de la Mañana, otro taxi se adelantó y frenó al instante. “Le pedimos al conductor que arrancara, pero se quedó quieto. De inmediato se bajaron dos hombres del vehículo que nos obstaculizaba el paso (uno de ellos salió de la maleta), uno ocupó el puesto del copiloto y el otro se sentó en la parte trasera, junto a nosotros”.
La primera reacción de Andrés fue abrir la puerta para escapar y halar a su novia con él. Pese a los improperios que los conminaban a no bajarse y a que uno de los individuos asió por el vestido a la joven para impedir que huyera, ambos lograron salir del carro. Corrieron y debido a los altos tacones de la joven, cayeron, se aporrearon y se levantaron varias veces.
“No nos persiguieron gracias a que apareció un Twingo en la escena y decidieron alejarse del sitio a toda prisa”, concluyó Andrés, quien nos contó su historia para advertir sobre la situación a las autoridades y a los ciudadanos.
Aunque ellos creen que se trató de una tentativa de secuestro o quizás de un intento de violación, la Policía relacionó el caso con un intento de hurto simple. De todas maneras, el teniente Juan Diego Chaparro, comandante (E) de la Estación de Policía de El Poblado, solicitó a la comunidad pedir siempre el servicio de taxi a una empresa específica, anotar la placa y tener a la mano la llamada al 123.