‘‘Parcelaciones deterioraron zona rural de El Poblado’’

Sin embargo, allí en los últimos 8 años han construido 20 proyectos urbanísticos, con parcelaciones y condominios en lugares con restricciones de uso, que han afectado la calidad ambiental de esta zona, según indica un diagnóstico hecho por Martha Ruby Falla, Secretaria de Medio Ambiente, en el Primer Encuentro de Curadores y Autoridades Ambientales del Área Metropolitana.

No hay condiciones para construir, sin embargo…

En la actualidad esta zona rural de El Poblado presenta una alta vulnerabilidad ambiental para soportar a la población que se piensa instalar allí. Para proteger los suelos de las zonas rurales el POT le ha dado una categoría acorde con sus condiciones ambientales.

  1. Suelo forestal protector: Con un uso restrictivo para urbanizar por cada 30 mil metros cuadrados.
  2. Suelo forestal protector productor: No se permite fraccionamiento para urbanización.
  3. Suelo mixto urbano: Permite la mezcla de usos urbanos y rurales. Se reconoce el fraccionamiento para vivienda semicampestre.

No obstante estas limitaciones, según la Secretaría de Medio Ambiente en El Poblado hay 803 hectáreas urbanizadas; de estas, 259 están en suelos de protección, 291 en suelos de protección producción, 48 en suelos de uso mixto y 113 en suelos suburbanos, con una generalización de vivienda campestre cuya densidad es 40 veces mayor que la capacidad de soporte. Esta situación ha causado, dice el diagnóstico de Medio Ambiente, que 63% de los suelos estén sin cobertura vegetal y solo el 37% estén en condiciones adecuadas.

Recursos afectados

En el mismo diagnóstico, la Secretaría de Medio Ambiente dice que el recurso hídrico es el más afectado, principalmente por intervenciones inadecuadas en zonas de retiros y cauces, por procesos de socavación de estructuras, tráfico pesado en vías que no tienen resistencia, banqueos verticales, drenajes mal elaborados, excavaciones y deforestaciones indiscriminadas y sin cumplir con normas de preservación forestal. ‘‘Hay quebradas que están siendo intervenidas por constructores hasta en 7 puntos sin plan de manejo de microcuencas como lo exigen el POT y las entidades ambientales. Estas son las causantes de inundaciones y deslizamientos, suelos sin cobertura vegetal, zonas erosionadas, impactos paisajísticos y serios daños al recurso hídrico’’. Solo en la zona alta de El Poblado las autoridades encontraron 35 puntos graves que presentan deterioro ambiental.

Proyectos urbanísticos a medias

La Secretaría de Medio Ambiente dice en su diagnóstico que de los 20 proyectos urbanísticos identificados en la parte alta de El Poblado, 6 ya están construidos y habitados, 12 están en ejecución pero en etapas por iniciar y 2 sin iniciar. ‘‘Pero solo 9 lotes están en trámites ante las entidades ambientales de 13 que solicitaron licencia ambiental. 8 tienen concesión de aguas, 2 cuentan con redes de acueductos, apenas 3 tienen manejo de vertimientos, 9 están conectados a redes de alcantarillados, y solo 1 tiene una vía adecuada de soporte’’.

Acciones para resolver la problemática ambiental

Según Martha Ruby Falla, Secretaria de Medio Ambiente, este problema de saturación de proyectos urbanísticos en la zona rural de El Poblado se ocasionó por un tránsito normativo. La norma antigua definía casi unas 6 viviendas por hectárea en zonas rurales y la siguiente fue muy restrictiva de una sola vivienda por hectárea, porque con la nueva norma son considerados suelos de protección. “Por ello se está haciendo un trabajo conjunto con Corantioquia y el Área Metropolitana para requerir a los parceladores y constructores y lograr que ellos mitiguen los daños ambientales generados. Independiente de la legalidad de las licencias, que será otro tema que tendremos que evaluar con Planeación y los curadores, los daños ya están hechos a los cauces, a las reservas forestales y a los suelos con la pérdida de capa vegetal, pero muchos de esas cosas con inversión económica son recuperables y mitigables. Lo que falta es tomar la decisión de hacerlo y a exigirlo a particulares”, explica la Secretaria de Medio Ambiente.