Parahotelería es un eslabón suelto y con poco margen de maniobra para las autoridades

 La Secretaría de Seguridad asegura que la falta de denuncias hace que se dificulten la identificación de los hechos y sus responsables.
 
parahoteleria el poblado cortesia
 
 Foto cortesía
 
Por José Fernando Serna Osorio
 

Como una investigación dispendiosa y de largo aliento calificó el secretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, la situación de la llamada parahotelería que se presenta en algunas zonas de la ciudad y en especial en El Poblado. 

Luego de varios informes presentados desde el año anterior por Vivir en El Poblado, en los que se recogen las quejas de la comunidad que ha sido testigo de desmanes en varias urbanizaciones, por personas que alquilan apartamentos para fiestas privadas, la Alcaldía señaló que conoce el tema. (Lea: La parahotelería se extiende al apartamento para rumbas)

“Esta investigación es un poco larga porque no se presenta una denuncia inicial ante la Fiscalía y así nos toca proceder con un equipo de inteligencia a abordar este tema y posteriormente a la judicialización”, precisó Gustavo Villegas.

Entre las labores para detener la promoción de estas ofertas en sitios web, la Secretaría informó que se han realizado los bloqueos para nuestro país en estas clases de oferta, pero que buscan ampliar esta medida a instancias internacionales para evitar su difusión.

Lea: Las consecuencias de hacer de la asamblea una guachafita

Hasta el momento a Corpoblado le han reportado más de 28 casos en esta comuna, además de otros en Rionegro, Laureles y hasta Santa Fe de Antioquia donde también se estaría presentando una problemática similar. Todas estas denuncias se pondrán en conocimiento de la Secretaría de Seguridad para coordinar un operativo con el Viceministerio de Turismo.

“Lo que estamos viviendo es muy miedoso y no se ha visto la verdadera dimensión”, aseguró en días pasado Elisa Sánchez, quien tiene conocimiento de casos de unidades residenciales donde han entrado hasta buses con mujeres “que se bañan desnudas en piscinas con presencia de menores de edad y consumen alcohol y otros alucinógenos”.