Oriente superará las 3.000 viviendas construidas

crecimiento inmobiliario en el oriente
crecimiento inmobiliario en el oriente

Camacol cree que es una cifra aceptable pero no la esperada. El primer semestre estuvo regular por la incertumbre política de las elecciones.

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

La seccional Antioquia de la Cámara Colombiana de la Construcción- Camacol -presentó el informe del sector en el primer semestre de 2018. El gerente de la regional, Eduardo Loaiza, comentó que para el cierre del año la expectativa de ventas de viviendas nuevas para el departamento es de 23 mil unidades, que iguala los registros de 2017. Un panorama aceptable, pero no el esperado por el gremio, que señaló la incertidumbre política por las elecciones presidenciales como factor de estancamiento.

Sin embargo, el gerente resaltó la dinámica de este segmento en el Oriente, que calificó como el de “mayor crecimiento inmobiliario y constructivo” de Antioquia para el periodo analizado.

Dijo Loaiza que se espera cerrar el año con cerca de 3.000 unidades nuevas de vivienda vendidas, con 120 proyectos en oferta. Comparó la situación con lo que ocurría en 2010, cuando al año se vendían no más de 500 viviendas nuevas, con 30 proyectos en ejecución.

El crecimiento del sector en Oriente, en palabras de Loaiza, es equiparable al de ciudades como Pereira. La mitad de ese desarrollo, indicó, se presenta en el municipio de Rionegro.
En la región “se están ajustando los Planes de Ordenamiento Territorial para generar nuevos espacios de construcción”, con mecanismos que garanticen espacio público, vías, equipamientos urbanos y zonas verdes.

“Había dos temas críticos: la falta de trabajo en equipo entre los municipios. Hoy se están dando proyectos supramunicipales, con financiación nacional, departamental e internacional. Y, segundo, el de saneamiento y agua potable, que con la adquisición de EPRío por parte de EPM garantiza inversiones superiores a 500 mil millones de pesos en los próximos tres a cinco años”, afirmó Loaiza.

El desarrollo sostenible del Oriente es una de las preocupaciones de distintos estamentos en Antioquia. Entidades como Cornare han liderado discusiones públicas para revisar temas como el asentamiento de nuevas industrias, la movilidad, los servicios públicos, el uso del suelo, entre otros.

“Sostener ambientalmente este territorio solo es viable si logramos la conservación y protección de las zonas periféricas como los páramos, los bosques húmedos. Es una realidad que la región nos está mostrando”, ha dicho el director de Cornare, Carlos Mario Zuluaga.