Estaría presupuestada en el trayecto que va desde San Javier hasta la Loma de los Bernal en unos 200.000 millones de pesos. Ya cuenta con estudios de detalle e igualmente está muy avanzado el estudio de los predios
/ Juan Carlos Vélez Uribe

La congestión de tránsito que está padeciendo el sector occidental de Medellín amerita intervenciones urgentes para mejorar la movilidad. Es un hecho cierto que la carrera 80 no da abasto; cruzarla de norte a sur o viceversa es toda una odisea. Las glorietas de la 30, la 33, la 35 de Don Quijote o la de San Juan con la 80 están colapsadas.

La Administración Municipal se ha comprometido en acometer el proyecto del tranvía de la 80, a pesar de los reparos que en una columna anterior le hice a esa obra, pero valoro el compromiso del Alcalde de construir los intercambios viales sobre las glorietas, lo que en parte solucionará los problemas de congestión de esa importante vía. Sabemos, que al menos en esta administración se construirá solo el trayecto del tranvía o tren ligero entre Caribe y la estación de La Floresta del metro, lo que ayudaría a mejorar la movilidad, en cuanto a que implicaría una intervención en obras viales en ese sector.

Estos días registramos la grata noticia de que el Municipio de Medellín ha venido planteando la construcción de la Longitudinal o Circunvalar Occidental, obra está que iría por la parte alta de Belén iniciándose desde la comuna 13, sector de San Javier. Esta vía beneficiaria de manera sustancial la movilidad del occidente, en especial de sectores como La Loma de los Bernal, las Violetas en Belén y obviamente el sector de San Javier. Este proyecto a mi modo de ver, debería incluir las paralelas de la quebrada Alta Vista, ya incluida en el Plan de Desarrollo y muy importante también las vías paralelas a la quebrada La Picacha. La Longitudinal estaría presupuestada en el trayecto que va desde San Javier hasta la Loma de los Bernal en unos 200.000 millones de pesos. Este proyecto ya cuenta con estudios de detalle e igualmente está muy avanzado el estudio de los predios que afectaría esta obra.

Es importante avanzar en las obras complementarias al túnel de Occidente, como esta vía. Sabemos, que a pesar de la construcción de los 4.1 kilómetros de acceso al túnel que ayudaron a solucionar el paso por Robledo de los vehículos usuarios de este, una vía como la longitudinal ayudaría a mejorar el acceso de los habitantes del sector occidental de la ciudad al túnel, atendiendo a que ya se está haciendo necesario la construcción de un segundo, para poder continuar con la doble calzada de la vía de acceso a este por San Cristóbal y la doble calzada que por razón de las vías 4G se debe construir al cruzar el túnel en el sector del corregimiento de Palmitas.

La Longitudinal Occidental también debe servir para mejorar en un futuro los accesos al corregimiento de San Antonio de Prado, ello porque desde hace un tiempo se viene planteando la construcción de una vía entre los corregimientos de Altavista y San Antonio de Prado, como alternativa a los accesos que tiene hoy dicho corregimiento a través de los municipios de Itagüí y La Estrella. Pero es importante ir planteando desde ya la construcción del proyecto completo de la longitudinal que impactaría a municipios como Itagüí y Bello y cuyo costo estaría por el orden del billón de pesos.

Confiamos en que el Alcalde continúe con el proyecto planteado de la Longitudinal Occidental entre San Javier y la Loma de los Bernal, el cual hemos visto con muy buenos ojos y que definitivamente tendría un gran impacto en la movilidad de ese sector de la ciudad.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.