Nominado al Grammy

 
 
     
 
En Houston, Texas, se celebrarán los premios Grammy Latino 2008 donde será anunciada la nominación y probable premiación del clarinetista Vinasco por el disco Astor Piazzolla y Heitor Villa-Lobos. La emocionante noticia llegó completamente de sorpresa al profesor de Eafit a quien aún le queda poco más de un mes para saber el resultado de este gran paso en su carrera.

¿Cómo llegó al dúo con Edith Ruiz y a la creación de este disco de tangos?
En México conocí a Edith Ruiz y de inmediato nos dimos cuenta que musicalmente había mucha empatía, compartíamos un concepto de la música de cámara y un interés por un repertorio de compositores latinoamericanos, sobre todo contemporáneos. Empezamos a tocar en conciertos y una buena manera de complementar ese trabajo de divulgación era a través de las grabaciones, entonces realizamos un primer disco en 2006 con música de compositores colombianos y recibió una aceptación muy cálida por parte de la crítica y del público. Eso nos llevó a seguir trabajando juntos y a tratar de dar a conocer el repertorio que ya existe, comisionar obras nuevas y adaptar obras que si bien no fueron escritas para clarinete y piano, sí son de autores muy importantes dentro del contexto latinoamericano y ese fue el caso de este disco.

¿Por qué tangos en clarinete?
Ninguno de los dos compositores escribió música para clarinete y piano pero de todas formas en el lenguaje popular que tiene de fondo la música de Piazzolla, el instrumento tanguístico por antonomasia es el bandoneón, que funciona mediante pequeños cilindros con lengüetas y vibran con el aire, el mismo principio del clarinete, y yo dije ‘ha de sonar muy bien la música de Piazzolla en clarinete’ y llegamos a estas dos obras que son maravillosas.

¿Experimentación propia?
Realmente el clarinete es un instrumento que no hace parte del ensamble tradicional del tango, pero la propuesta también es novedosa en el concepto, porque no es tango como tradicionalmente se ha concebido, sino desde un punto de vista más clásico, pensamos tocar esas obras como se toca una sonata de Brahms o de Schubert. Al ser una producción independiente no teníamos grandes presupuestos para publicidad y mercadeo así que nos dio mucho gusto verlo nominado al Grammy Latino.

¿Ni usted ni Edith Ruiz sabían que concursaban?
Hubo un congreso de ingenieros de grabación en México y nuestro ingeniero de sonido asistió y ahí estaban los del premio Grammy Latino y él les entregó la grabación. La semana pasada me llegó un correo de un colega felicitándome por la nominación y yo dije ‘cuál nominación si yo no he puesto ese disco a concursar’. Fue muy agradable verlo nominado al lado de aristas muy célebres como Pablo Ziegler que fue pianista de Piazzolla, nada más eso nos da mucho gusto.

¿Cómo son esas tres obras del disco y cómo las eligieron?
Probamos muchas obras en grabación y en conciertos y finalmente seleccionamos 3. La primera es Historia del tango, que narra 4 momentos dentro de la evolución del género: el primer movimiento se llama Burdel 1900 y recrea los orígenes en los burdeles de Buenos Aires donde iban los marineros con las prostitutas. Es bastante descriptivo porque la pianista toca con la mano la tapa del piano como tocando una puerta y hay coqueteos reflejados en efectos del clarinete. Luego viene el segundo que es Café 1930 donde el tango ha dado un giro bastante grande, es mucho más lento, muy meditativo, casi que en el ambiente de los instrumentos se ve el humo de cigarrillo. El tercero se llama Nightclub 1960 y se sale de los café y se vuelve un tango más frívolo, es una época diferente, con algunas reminiscencias de lo anterior pero no tan sentimental, no tan de arrabal. El último movimiento se llama Concierto del día de hoy, y es el Piazzolla que todos conocemos, con muchos elementos de la música contemporánea, un lenguaje más árido, ya no es tan melódico ni apasionado. La segunda obra es la Bachiana N° 4 de Villa-Lobos, donde hay elementos del folklor brasilero enmarcados en la suite barroca y la tercera obra son 6 Estudios Tanguísticos que escribió Piazzolla, originalmente para flauta sola y posteriormente los armonizó al piano y condensan todo el lenguaje tanguístico del compositor.

Muy apropiado para conocer a fondo a Piazzolla
Una de las ventajas que tiene este disco es que interesa a un ámbito muy variado de públicos, a la persona que se quiere acercar a la música de Piazzolla, al tango, al piano y al clarinete. También interesa a los músicos conocedores en gran medida por la novedad, a quienes practican estos instrumentos porque tiene una cantidad de recursos técnicos de difícil ejecución y a los conocedores del tango porque definitivamente un trabajo como este no lo tienen.

¿Dejarán el tango?
Nosotros llegamos al tango por Piazzolla, no llegamos a Piazzolla por el tango. Muy probablemente no sigamos por esa línea pero es importante rescatar cómo los músicos que nos dedicamos al género clásico no podemos ser ajenos a los lenguajes populares, cada vez esas fronteras se diluyen más y lo de hoy es todo tipo de interculturalidad. Esas divisiones tan puntuales y reducidas no tienen cabida porque finalmente, y en eso concuerdo con Duke Ellington, hay dos tipos de música, la que está bien hecha y la que está mal hecha.

 
     
  Javier Asdrúbal Vinasco
Nacido en Pitalito, Huila, hizo licenciatura en música en la Universidad del Valle en Cali y se graduó del Conservatorio Ottorino Respighi de Italia y en Colombia trabajó en la Sinfónica del Valle y la Filarmónica de Bogotá. Realizó la maestría en música en la Universidad Nacional Autónoma de México y actualmente realiza el doctorado de música en la misma institución.