No sabían que este año también iba a llover

 
 
     
 

Los periodistas de Vivir en El Poblado le preguntan con escepticismo si esa fecha la van a cumplir y los funcionarios contestan con visible malestar o con una sonrisa incómoda, que sí, que claro, que todo está debidamente planeado, que nada ha sido dejado al azar, que salvo inconvenientes de fuerza mayor, ese día la ciudadanía podrá disfrutar de los beneficios del puente, la glorieta o lo que sea. Hasta ahí todo normal. Pero resulta que nunca, no es una exageración sino un hecho fácilmente comprobable, nunca ha sido cumplida una fecha de entrega de una obra pública en El Poblado, y los imprevistos, no es ironía, son siempre los mismos: el invierno y las redes de servicios públicos. Y esto ha sido igual con alcaldes buenos, regulares y malos.

Este año, igual que el año pasado, el invierno fue el gran imprevisto que no permitió terminar a tiempo las obras de la Avenida El Poblado. ¿Recuerda los rollos de la primera etapa, la que es frente a la iglesia de San José? Bueno, como los retrasos y los inconvenientes causados por las obras fueron tantos, Luis Alberto García, Gerente del Plan Poblado, le dijo entonces a Vivir en El Poblado que para la segunda etapa, la que va del Dann hasta Oviedo, afinaron la planeación al máximo para evitar los mimos problemas que tuvieron en 2006. La fecha prometida fue abril de 2007 y tras varios incumplimientos, llegamos al anuncio de que la entrega sería el 20 de junio pasado. Nada todavía.

La explicación
“La obra en lo fundamental ya está terminada, el grueso del proyecto ya está listo, simplemente estamos puliendo algunos detalles, situación que es habitual cuando culminan este tipo de iniciativas”, explicó Luis Alberto García el 25 de junio a Vivir en El Poblado. Ese día dijo que para la entrega definitiva de la obra necesitarían unas dos semanas más.

Pero, ¿qué tipo de ajustes están realizando? Obras Públicas está adecuando algunos postes de energía; falta sembrar algunas coberturas vegetales y falta por instalar 20 metros cuadrados de adoquín en el costado occidental. El 26 de junio, se hizo una labor de limpieza para remover los escombros de basura y adoquín que estaban diseminados a lo largo de la vía. En pocas palabras, el 20 de junio no habían terminado.