“No podemos dar el brazo a torcer”

La Corporación Dignidad Ciudadana convocó una nueva marcha en contra de la Valorización

marcha1

El jueves 19 de marzo se realizó una nueva marcha en contra del derrame por el Proyecto de Valorización El Poblado. La movilización, convocada por la Corporación Dignidad Ciudadana, salió del Parque de El Poblado a las 11 de la mañana hacia San Fernando Plaza, gritando arengas contra el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, los integrantes del Concejo de la ciudad y el proceso de cobro por Valorización.

“Convocamos la marcha, porque nosotros no podemos dar nuestro brazo a torcer en cuanto al cobro de la Valorización”, manifestó Alfonso Vergara, integrante de la Corporación Dignidad Ciudadana, quien aseguró que el cobro le sigue pareciendo “ilegal e injusto”. Así mismo, comentó: “No hay un solo bien inmueble que se valorice por obras públicas, que debieron ser ejecutadas con los recursos ordinarios de una administración que se ha gastado en cuatro años 280 mil millones de pesos, solamente para aumentar la burocracia y pagar los efectos políticos de su elección como alcalde”.

marcha2

Por otro lado, María Patricia Álvarez, residente de la unidad Fuentes de Zúñiga (ubicada en el barrio El Diamante N.2) y asistente a la marcha, expresó que el cobro de la Valorización se ha realizado de forma arbitraria. “Han cobrado sumas de dinero muy grandes y difíciles de pagar. Y mucha gente, prácticamente, tiene que vender las viviendas en las que ha vivido toda la vida”. Hizo énfasis en que muchas de las personas a las que se les está cobrando el derrame son pensionadas, “e incluso ahora les queda corta la pensión para satisfacer todas las necesidades que se tienen”, complementó.

Finalmente, dijo: “Queremos que nos cobren unas cifras más adecuadas, no esas cantidades tan astronómicas, porque hay gente que está preocupada. No es fácil pagar 50, 60 millones de pesos por una Valorización”.

La marcha estuvo acompañada por la Policía de El Poblado, en cabeza de su comandante, el Mayor Leonardo Buitrago.