No más pólvora

No más pólvora
La apuesta es por la prevención y la regulación

“A pesar de que notamos una reducción del número de lesionados por pólvora, cercano al 30 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, nosotros no cantamos victoria porque apenas la temporada de diciembre está comenzando. Sentimos que la ciudad se está sensibilizando en este tema, pero aún hace falta más regulación porque vemos que se siguen presentando casos de quemados, y no solo por la misma manipulación de pólvora sino por lesiones que son causadas por terceros”, expresa Rita Elena Almanza, líder del proyecto de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

A una semana de comenzada la temporada navideña, (con reporte hasta el 3 de diciembre) desde la tradicional alborada realizada en la madrugada del 1 de diciembre, la Secretaría de Salud reporta 15 lesionados por pólvora en Medellín, nueve de ellos menores de edad. Según las cifras de la administración municipal, del total de heridos el 53 por ciento no manipulaba artefactos detonantes o de luces al momento de la lesión, y la mayor parte de los lesionados recibió atención de primer y segundo grado de quemadura. “La gente está llamando a denunciar la venta de pólvora y eso es muy importante porque la policía está decomisando. Algo para tomar en cuenta es que muchos de los lesionados se presentan por accidentes, no porque ellos quemen la pólvora sino porque otros la queman y resultan heridos”, dice la epidemióloga Almanza.

En El Poblado
Hasta el último informe de la Secretaría de Salud, en El Poblado solo se ha presentado un caso por lesión de pólvora, aunque son frecuentes las denuncias de algunos habitantes por la quema de pólvora en varios barrios de las lomas de la comuna. El resto de los casos de personas quemadas se ha registrado en las comunas Popular, Guayabal y Belén, entre otros barrios. El teniente coronel Fabio Rojas, comandante de la Estación de Policía El Poblado, señala: “Se han realizado tres incautaciones importantes de voladores y pólvora explosiva, que pretendían entrar a la comuna 14 para la comercialización en los expendios. Así mismo, hemos recibido las denuncias de la comunidad para hacer un control efectivo de las fábricas clandestinas y sitios de venta, además del transporte de esta mercancía que muchas veces no se hace en las condiciones adecuadas”.

Dentro de las estrategias para la prevención y control del uso indiscriminado de pólvora, en El Poblado se ha adelantado una campaña de sensibilización con la policía comunitaria con el fin de disminuir los riesgos y el número de incidentes. Además, indican las autoridades, se están haciendo actividades de inteligencia para el control permanente de expendios ilegales e instalando puestos de control en los distintos corredores viales. “En estos primeros días de diciembre se perciben detonaciones, sobre todo en la parte alta de El Poblado, en varios sectores. Vemos con preocupación que hace falta más regulación en este sentido por parte de la ciudadanía, porque la mayoría de los que queman pólvora son mayores de edad, muchos en estado de embriaguez”, dice el comandante Rojas.

La restricción
El municipio de Medellín, como parte del control a la pólvora, por medio del decreto 1677 de 2012, firmado por el alcalde Aníbal Gaviria, prohíbe “el transporte, la venta, la comercialización, el almacenamiento, la fabricación, la distribución y el uso de toda clase de fuegos artificiales al aire libre, de luces o de salón, globos y artículos pirotécnicos en general”. Además, el decreto contempla la prohibición de prender fuego en las vías públicas o cerca de viviendas o locales comerciales. Esta prohibición es hasta el 31 de enero de 2013.