“No hay excusa”

“No hay excusa”
“Es el colmo la invasión de pasacalles en una zona ya tan contaminada como El Poblado”, dice José Aristizábal. “Es sorprendente que muchos de los pasacalles sean incluso de entidades públicas y culturales que promueven eventos para mejorar la calidad de vida. Por válido que sea el evento y legal el pasacalle no hay excusa para violentar el interés colectivo en tener una ciudad limpia”.