“No creemos que terminen en diciembre”

   
   
     
  Los avances que se ven en la construcción del puente de la Calle 4 Sur son innegables. En fines de semana y hasta en horarios nocturnos es común ver frentes activos de trabajo, tanto en el sector oriental -inmediaciones de Eafit, lote Los Guayabos y Avenida las Vegas- como al occidente, en Guayabal. De esta manera, Conconcreto, la empresa contratista, trata de revertir el atraso de varias semanas que ya tiene la obra, a fin de cumplir con el plazo de entrega anunciado: el 18 de diciembre de 2011.

Causas del retraso
De acuerdo con John Fredy Serna, de la Interventoría del puente de la 4 Sur, varios aspectos han sumado para que hoy haya un atraso de cerca del 5%, lo que equivale a tres semanas, en la construcción de este proyecto que empezó en junio de 2010: “Inicialmente fue la entrega de predios, la cual fue muy ajustada al momento de las actividades; en segundo lugar, mucha gente está desinformada de la magnitud y necesidad de este proyecto, que es el cordón umbilical de todas las conexiones que se van a realizar, y hay veces que nos dedicamos más a contestar las inquietudes que a trabajar en la obra. Lo otro, es la cantidad de roca que hemos hallado en la excavación de las pilas: según el diseño técnico elaborado no íbamos a encontrarnos bolas de roca mayores a 10 centímetros, pero estamos encontrando de todo el diámetro de la pila -2 metros- y eso nos ha detenido; también hubo demora en la llegada de las torres grúa que venían de España, lo que en su momento nos atrasó. Y, por último, la prospección arqueológica que se hizo (por el hallazgo de vestigios arqueológicos en el lote de los Guayabos) retrasó la obra más o menos una semana.”

Defensores de los antepasados
Precisamente, con respecto a este reciente hallazgo de vestigios de más de 2.500 años de antigüedad en terreno adyacente a la Clínica Las Vegas, la Veeduría para la construcción del puente de la calle 4 Sur y sus obras complementarias elevó un derecho de petición a la Ministra de Cultura, Mariana Garcés, para que declare este sitio como Zona Arqueológica y Patrimonio Cultural. La Veeduría, coordinada por Santiago Torres Cely, pretende que se construya en lo que se serán los bajos del puente un referente histórico y cultural donde se exhiban los elementos hallados para que, a su vez, el lugar se convierta en un atractivo turístico más de la ciudad. Para este fin, los integrantes de la Veeduría “exigimos y conformamos un grupo arqueológico integrado por representantes de la Universidad de Antioquia, la constructora, la Interventoría, el Municipio y la Veeduría, pues estamos representando los derechos de nuestros aborígenes; no solo defendemos los derechos de los individuos del presente sino del pasado”.

¿2011 ó 2012?
Otra de las inquietudes de la Veeduría para la construcción del puente de la calle 4 Sur es con respecto a la fecha de entrega. “No creemos que una obra de más de 100 mil millones de pesos se pueda terminar el 18 de diciembre de este año, como asegura la Alcaldía. No es puente para que el señor Alcalde venga a inaugurar antes de entregar el cargo, si apenas acaba de ampliarse el contrato de adición a la firma constructora por 18 mil millones de pesos de la parte oriental, es decir, de los lazos y los accesos”.
No obstante, el ingeniero José Gilberto Castaño, representante de la Interventoría, asegura que “el puente atirantado y sus accesos sí estarán en uso en diciembre de 2011”.
Lo cierto es que los adelantos en las obras del puente son notorios. Por ejemplo, al costado sur de la Clínica Las Vegas, donde se hallaron piezas y senderos precolombinos, se inició la construcción de un lazo que se desprenderá del puente y que permitirá tomar la Avenida Las Vegas a quienes vengan del oriente. Los trabajos en este sitio tendrán el monitoreo permanente del equipo de arqueólogos, el cual determinará a cada paso si se puede continuar con las obras con el fin de no destruir nuevos vestigios. Sin embargo, esto podría convertirse en algún momento en nueva causa de retraso.
Por último, el ingeniero Castaño agrega que se han ido sorteando inconvenientes, de tal manera que “ya tenemos los permisos relacionados con las intervenciones arqueológica y forestal para continuar el puente, las cimentaciones, las redes de alcantarillado y las vías. Hay obras adicionales, como las de la carrera 43 C, donde todavía hay predios en negociación, pero ya se están localizando para empezar los trabajos”.