Necesita mantenimiento

Necesita mantenimiento
Así está este puente peatonal situado en la calle 10 A con la carrera 34. En este caso el problema no es que los transeúntes no lo utilicen sino que el paso por el andén lo obstaculizan raíces de árboles talados, malezas y basura vegetal. “Cuando llueve se convierte en un pantanero y es peligroso porque el piso se pone muy liso con tanta hoja que nadie barre. Falta mantenimiento”, dice Karina Vélez.