Monseñor Juan Botero Restrepo (1920-2002) Por Roberto López Campo

Nació el ilustre sacerdote, el 11 de marzo de 1920, en la ciudadde Sonsón (Antioquia) y fueron sus padres don Juan Botero Mejía y doña Pastora Restrepo Ramos. Fue el mayor de cuatro hermanos: Juan, Inés, Flavio y Luis, médico este último, quien ejerció su profesión hasta hace poco tiempo.

Realizó sus estudios primarios en su ciudad natal y cursólos estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Medellín, los cuales finalizó a la edad de 21 años, lo que requirió una dispensa para su ordenación sacerdotal, el 10 de abril de 1943. Doctorado en Filosofía Metafísica en la Universidad Pontificia Javeriana de Bogotá, con una tesis calificada de “Summa cum laude”, en el año 1948, obtiene, más tarde, una licenciatura en Ciencias Sociales,en la Universidad León XIII de la ciudad de Madrid (España).

Fue fundador y primer Director de las Granjas Infantiles de Jesús Obrero. En 1949, preocupado por la suerte de los niños desplazados por la violencia, en colaboración con el Director de la Escuela de Policía, el capitán Villate, adquirió una finca de 100 cuadras,cercana a Copacabana (Antioquia) e invitó, a distinguidas personalidades de la ciudad a conformar su Junta Directiva. Participó activamente en la fundación del Preventorio Infantil de Medellín (1955), de la Escuelavocacional agrícola de Copacabana (1960) y del Centro Audiovisual Cristiano en Medellín (1970).

De su labor pastoral cabe destacar que fue Vicario parroquial de Santa Bárbara, Cocorná y San José, de Medellín. Constructor y párroco del templo de Nuestra Señora Estrella del Mar, en El Rodadero (Santa Marta). Canciller del obispadode Santa Marta, Capellán jefe del Sena de Antioquia, durante 13 años; Juez del Tribunal Eclesiástico deBarranquilla y Medellín por espacio de 30 años. Director del Archivo Arquidiocesano y Vicario Zonal para las parroquias del centro de Medellín. Fue, además, profesor de Filosofía de la Universidad de Antioquia; de Doctrina Supranacional de la Iglesia, en la UPB, y de la Historia Eclesiástica colombiana en el Seminario Mayor de Bogotá. Compuso la letra del himno del municipio de Bello.

Entre las obras de su autoría, cabe mencionar: “Vida del Excmo. Sr. Salazar y Herrera”, “Grandes gobernadores de Antioquia“, premiada en concurso nacional;“Grandes preladosantioqueños”,“El Celam, elementos para su historia”. Escribió, además, numerosos artículos y ensayos para la prensa, algunos de los cuales fueron recogidos en su obra “Ensayos y discursos” (1990).Interesado por los aconteceres médicos del Departamento de Antioquia, publicó sus obras “La Academia de Medicina de Medellín (Fundadores y presidentes)“ (1988) y“médicos y Medicina de Medellín” (1990), en el cual, ademásde plasmar la biografía, en forma sucinta, de más de 300 médicos, dedica algunos capítulos a las entidades médicas de la ciudad, instituciones hospitalarias y facultades de medicina.

Miembro de número de la Academia Nacional de Historia y miembro de la Academia Antioqueñade Historia, de la cual fue su presidente en dos ocasiones y Presidente Honorario Vitalicio. Fundador y Presidente de la Academia de Letras, así como también de la Sociedad Bolivariana y de laSociedad Antioqueña de Historia de la Medicina. Durante sularga vida productiva, recibió numerosas distinciones, entre las cualescabe mencionar: La Estrella de Antioquia,la Medalla Cívica de Medellín (SMP-1962); la Medalla Cívica de Sonsón, el Escudo de Oro del Sena, la Medalla Cívica de Bello.

Su brillante existencia se extinguió el 29 de mayo de 2002 y sus exequias se efectuaron, en la Catedral Metropolitana, el día 31. Quienes conocimos de sus múltiples actividades y aprendimos a admirarle con un gran respeto, siempre estaremos recordándole como digno modelo de una vida útil.