Medicamento de control

Medicamento de control
El médico toxicólogo Hugo Gallego sugiere otras alternativas para dormir mejor

En mayo, en nuestro primer informe periodístico de la campaña ¡Estás vivo, vive!, que adelantamos en compañía de La Tienda Creativa y la Corporación Paso a Paso para prevenir la drogadicción y las conductas adictivas, alertamos sobre el uso y abuso del zolpidem, medicamento que para entonces se expendía sin fórmula médica y era consumido para conciliar el sueño.
Como lo informa el toxicólogo Hugo Gallego, el 31 de agosto el Ministerio de la Protección declaró al zolpidem como medicamento de control especial y prescripción bajo fórmula médica en el recetario oficial, entre otras razones, por su poder adictivo.
Como consecuencia, dice Gallego que antes de su regulación varios de sus pacientes compraron una gran cantidad de tabletas de zolpidem por miedo a quedarse sin ellas. Resalta el caso de uno de ellos, a quien se le terminó la reserva de zolpidem cuando se estaba tomando hasta 20 pastillas diarias. “Acudió a la consulta tres días después, con un severo síndrome de abstinencia con sudoración, temblor, pánico, miedo e insomnio. Se le realizó una evaluación toxicológica y se comenzó un tratamiento de desintoxicación y control del síndrome. Ya está durmiendo, está tranquilo, está estabilizado su síndrome de abstinencia y ahora vamos enfocados con una evaluación interdisciplinaria a establecer el diagnóstico de base”.

Frente al insomnio
Para Hugo Gallego las causas del insomnio son múltiples. “Existen desórdenes del sueño como el insomnio primario, síndrome de las piernas inquietas, parasomnias, enfermedades psiquiátricas (depresión), abuso de sustancias, desórdenes médicos (perimenopausia, demencia, Parkinson), desórdenes dolorosos, compañeros de cama con desórdenes para dormir (obstrucción nasal, mala respiración). A esta lista podemos sumarle el estrés, las preocupaciones, la adicción al trabajo (nos llevamos el trabajo para la casa y para la cama y esto no nos permite dormir)”. Pero advierte que antes que buscar una cura inmediata para el insomnio, como el zolpidem, se debe consultar sobre sus causas. “El zolpidem es excelente inductor del sueño pero debe ser prescrito por un médico especialista que conozca del tema y que oriente la evaluación hacia un diagnóstico y no sólo a ocultar un síntoma”.
Como opciones naturales de conciliar el sueño, Gallego recomienda tomar leche caliente, aromáticas de cilantro, toronjil y manzana, aprender yoga y ejercicios de respiración, realizar actividad física, leer un buen libro, participar en una tertulia agradable y compartir en familia.