Más control al espacio público

Más control al espacio público
Invasión del espacio público, ruido y ventas callejeras, algunas de las preocupaciones de los habitantes de El Poblado

La invasión de andenes por parte de los comerciantes en Provenza, el mal uso de las bahías del transporte público en la Avenida El Poblado, el parqueo de particulares en zonas prohibidas, venteros ambulantes sin regulación, papayeras a altas horas de la madrugada en el Parque Lleras, ruido en la vía pública y mala disposición de los residuos sólidos, entre otras preocupaciones, fueron las denuncias realizadas por los líderes de El Poblado en el Comité Local de Gobierno, realizado el 23 de agosto en las instalaciones del INEM.
A la cita acudieron los representantes de la Subsecretaría de Espacio Público, Secretaría de Gobierno y los inspectores 14A y 14b de El Poblado, quienes respondieron las inquietudes de la comunidad frente a los problemas de espacio público en la comuna 14.
“El espacio público ha sido tomado por los particulares. Vemos con preocupación cuatro aspectos que se deben controlar: en primer lugar, la invasión de las aceras por parte de vendedores ambulantes sin control, pues hay más de 300 vendedores rondando por la Zona Rosa; también se necesita control para la proliferación de negocios no formales como los carros de shots y comidas rápidas, además de los carros con publicidad que recorren el Lleras con música a alto volumen, y el consumo de licor en la vía pública”, señaló Luis Guillermo Orjuela, representante de la Corporación Zona Rosa.
Pero hay otras opiniones frente a este asunto. Por ejemplo, Fabio García, coordinador operativo de la Subsecretaría de Espacio Público, explicó: “Permanentemente tenemos servicio en el Parque de El Poblado y una unidad móvil que realiza recorridos por toda las zonas comerciales de la comuna. Todos los fines de semana, desde los días viernes hasta los lunes cuando es festivo, se realizan operativos de control con la Permanencia de Policía para garantizar el adecuado uso del espacio público”.
Precisamente por estos operativos se quejó William de Jesús Molina, presidente de la Junta de Acción Comunal de La Chacona. Expresó que “los venteros de frutas de las transversales se están viendo afectados por los controles de espacio público, ya que tienen que esconder su mercancía por no tener el permiso. Ellos lo han pedido pero se les ha negado, y dado que esa es la forma de ganarse la vida se les debería dar”.
Así mismo, Luis Fernando Arango, presidente de la JAC de El Tesoro La Virgen, argumentó que “muchas personas de mi comunidad necesitan trabajo, y han sido desplazadas por no contar con los permisos. Hay familias que dependen de este sustento, por lo que sería ideal pensar en un apoyo de parte de Espacio Público”.
Ante esta petición, el coordinador operativo Fabio García, aclaró que actualmente una normativa de la Subsecretaría no permite entregar nuevos permisos, puesto que la ciudad cuenta con más de 10.600 venteros regulados. “Estas peticiones están congeladas”, dijo.

Acciones y control
Frente a denuncias puntuales, como acerca de un puesto de comidas callejeras situado en el mall Sao Pablo, en la Frontera, la administración municipal explicó que pertenece a un ventero regulado que hace mucho tiempo trabaja en la comuna 14 y que está en proceso de reubicación.
Otra de las problemáticas ventiladas en la reunión fue el mal uso del carril de la ciclovía los domingos en la Avenida El Poblado. Usuarios de esta ruta se quejaron de los vendedores y ciclistas que ocupan la vía, no dejando paso a los transeúntes. La Subsecretaría de Espacio Público se comprometió a iniciar controles para evitar esta invasión.
“Con respecto a las ventas motorizadas, se están realizando ejercicios de articulación con el Tránsito para controlar este tipo de negocios, pues estos vehículos deben contar con un permiso especial para su circulación”, concluyó García.