Más cerca de la transformación de La 10

 
 
 

Justificación oficial: “Para proteger el espacio público y su destinación al uso común, la Alcaldía ejecutará obras de adecuación y mantenimiento en La 10, para que el antejardín esté libre de obstáculos, de igual nivel con los andenes y tenga un espacio público uniforme que facilite el adecuado desplazamiento de los peatones”.

 
     
     
 

Hay opciones

A estos propietarios la Alcaldía les plantea tres posibilidades para encarar las obras:

1. El propietario asume de su cuenta las mejoras de su antejardín de acuerdo con los diseños de la Alcaldía.

2. El Municipio hace las mejoras y luego se las cobra al propietario.

3. El propietario cede el antejardín al Municipio, quien paga los trámites de la cesión y se encarga de las obras.

Los propietarios tienen un mes a partir de la notificación para decidir cuál de las opciones acogerán. En caso de que el propietario no emita una respuesta dentro de este plazo la obra será efectuada por el Municipio, y cobrará los costos de la intervención a través de la Secretaría de Hacienda. Si el inmueble está sujeto al régimen de propiedad horizontal, el cobro se realizará a cada propietario sobre el coeficiente de propiedad. Se espera que para finales de septiembre se culmine con este proceso. Las obras empezarían en noviembre.

Para resolver las inquietudes sobre este proyecto, un funcionario del Municipio brinda asesoría en las inspecciones. Informes en los teléfonos 211 5537 y 312 0175.

Al cierre de esta edición Vivir en El Poblado conoció la interposición de acciones legales de parte de quienes no aceptan ninguna de las opciones ofrecidas por el Municipio. En repetidas ocasiones los funcionarios oficiales han dicho que este tipo de procedimiento, aplicado ya en Medellín en la Avenida El Poblado y antes en varias obras similares en Bogotá, tiene pleno respaldo legal y jurisprudencial. Aquí se hace mediante el decreto 1.957 de 2005, el cual reglamenta la incorporación física, jurídica y administrativa del antejardín, como estamento constitutivo del espacio público, cuando este se localice en centralidades zonales y corredores de actividad múltiple.