María Centeno

El Historiador, Jaime Sierra García, afirma que “esta legendaria mujer es la madre de la minería de Antioquia”; por más de 25 años se dedicó a extraer el mineral de nuestras cordilleras con sus cuadrillas de esclavos.  En la región de Buriticá construyó un famoso acueducto para la explotación del ambicionado mineral. Fue propietaria de las minas de Remedios”.

Su historia está llena de leyendas diabólicas; así se cuenta que atravesaba el Río Cauca, cabalgando por los aires en el demonio, en forma de mula negra.  En la región de Puerto Valdivia se conserva la roca donde quedaron impresas las herraduras de este diabólico corcel antes de lanzarse al vacío.  

Trabajadora, enigmática, tuvo además preocupaciones especialísimas por obras de progreso, comenzando por el acueducto ya citado, apertura de caminos, puentes y enlaces para el intercambio comercial.

Se dice que ella fue la más famosa buscadora de oro, mujer de muchos ímpetus de lucha y de perseverancia, que logró enfrentársele con tenacidad a la naturaleza y con fortaleza a los hombres. María Centeno vivió, en razón de los datos expuestos, entre los años 1568 y 1645.