Marcha por la vida en Medellín

Aproximadamente 3.500 ciudadanos caminaron del Teatro Pablo Tobón Uribe hasta el Parque de Botero

marcha1

El domingo 8 de marzo se realizó la Marcha por la Vida en Medellín. Alrededor de 3.500 personas hicieron el recorrido desde el Teatro Pablo Tobón Uribe hasta el Parque de Botero, desde las 10:30 de la mañana hasta las 2:30 de la tarde. Esta manifestación civil, convocada por Antanas Mockus, se realizó en simultánea en varias ciudades del mundo.

“Recordarle a la gente que la vida es sagrada”

Mauricio Villamil, organizador de la marcha en la ciudad, contó que este evento es una respuesta ciudadana a la invitación abierta que realizó Mockus a ciudadanos en todo el mundo. “El mensaje es claro, y es que yo, como Mauricio, tengo la obligación de responder por tu vida. Y tú también tienes la obligación de responder por la mía. Si logramos entender eso, vamos a encontrar alternativas diferentes para resolver nuestros conflictos y diferencias. Podemos soportarnos y tolerarnos, pero no es momento de seguirnos matando”, expresó.

Por su cuenta, Lucas García, uno de los coordinadores, aseguró que el objetivo de la marcha es recordarle a la gente que la vida es sagrada. “Inclusive, hicimos una representación con una puerta, donde pusimos varias llaves con el nombre la gente. Lo que quiere decir que la vida es sagrada aún al interior de las casas, aún cruzando la puerta”.

marcha2

Polarización política afectó la marcha

García aseguró que la respuesta de la gente fue buena. Sin embargo, criticó el tinte político que tomó la marcha. “Puede que en otras ciudades la convocatoria haya sido mayor, porque desafortunadamente la marcha empezó a tener unos giros políticos. Entonces hay ciertos sectores polarizados de este país que decidieron no venir, porque decían que esto fue convocado por Santos, o cosas así”.

Aseguró que a la marcha podían asistir gente de todas las creencias y partidos. “La polarización no tiene nada que ver con la idea de la marcha. Aquí no hay tinte político. Hay gente de todos los colores y partidos. Porque aquí lo que nos une es llevar el mensaje de lo sagrado que es la vida de cualquier individuo o especie en el planeta”. Aún así, se superaron las expectativas. La organización esperaba alrededor de 1.000 asistentes, y un aproximado de 3.500 personas respondieron al llamado.

“¿Cómo no marchar por la vida?”

Ángela María Chaverra, asistente a la marcha e integrante del grupo artístico Imagineros y del colectivo El Cuerpo Habla, aseguró que su principal motivación para asistir a la marcha fue la defensa de la vida de todos. “Los de un lado y del otro, los de arriba y abajo, los de izquierda, derecha y centro. De los animales, los árboles y la vegetación. Que nosotros nos comprometamos a ser un país que no cree diferencias, violencia y partidos. Sino que todos seamos parte de la Tierra, en la que todos cabemos”.

Por otro lado, José Libardo Vallejo, otro ciudadano que fue a la marcha, manifestó: “¿Cómo no marchar por la vida? Hace muchos años vengo insistiendo que lo primordial en Colombia es la paz, que no se nos ha dado debido a la terquedad de algunos, pero ahora creo que llegó el momento”.

marcha3

En Colombia, la Marcha por la Vida también se realizó en Caucasia, Palmira, Apartadó, Barrancabermeja, Cali, Plato (Magdalena), Chía, Valledupar, Tunja, Sibundoy (Putumayo), San Francisco de Sales (Cundinamarca), Duitama, Urabá Antioqueño, Montería, Ibagué, Bogotá, Cúcuta, Bucaramanga, Argelia (Cauca), Puerto Inírida, Cartago, Barranquilla, Armenia, Zipaquirá, Villavicencio, Valledupar, Leticia, Turbaco, Tuluá, Santa Marta, Riohacha, Pasto, Barbosa, Popayán, Villanueva (Casanare), Manizales, Mocoa, Buenaventura, Jamundí y Cartagena.

Y fuera del país, se llevó a cabo en ciudades de España, Estados Unidos, Holanda, Alemania, México, Francia, Canadá, El Salvador, Australia, Argentina, Lituania, China, Perú e Inglaterra.