Los permisos están vigentes”

Sigue el rife y rafe por el Lateral Norte Quebrada Zúñiga
“Los permisos están vigentes”
Esta es la respuesta de Fonvalmed a la queja interpuesta por los habitantes de Vegas de Zúñiga

En la edición anterior de Vivir en El Poblado, los habitantes de Vegas de Zúñiga que se oponen a la construcción de un primer tramo de la obra por Valorización conocida como Lateral Norte de la Quebrada Zúñiga, expresaron que el Fonvalmed tendría que pedir de nuevo los permisos de aprovechamiento forestal al Área Metropolitana, por vencimiento de términos.

Sin embargo, en comunicación con este medio, el Fonvalmed responde que los permisos están vigentes. Y precisa: “la resolución a que aluden en la nota es una que ya se venció, pero hay una posterior que actualizó la vigencia”.

Este documento más reciente, definido como “una decisión en medio de una autorización”, tiene fecha del 22 de julio de 2013.

Ana María Suárez, vocera de los que en vez de la obra prefieren que allí se construya un parque lineal, expresa que en sus investigaciones nunca le notificaron de la existencia de esta resolución en el Área Metropolitana. Y aun así, dice, esta prórroga debe actualizarse, pues los cambios en los diseños de la obra requieren un nuevo concepto del Área.

Otra de las críticas comunitarias tiene que ver con los permisos de ocupación del cauce y la antigüedad de los estudios, pues tomaban en cuenta la realidad ambiental de 2006.

El Fonvalmed aclara en su comunicación que “originalmente no se requerían y, en vista de que ahora sí (por efecto de la socavación de la quebrada en los últimos siete años), estos se solicitaron ante el Área Metropolitana, con quienes se hizo una visita técnica a la zona específica y actualmente estamos a la espera del resultado y respuesta de ese trámite”.

En este punto estaría incluido “el estudio hidrológico de las dos quebradas (Zúñiga y Ayurá confluyen en el sitio), la propuesta de estructura de protección (muro)” y otras consideraciones adicionales.

En cuanto a la necesidad de renovar la autorización del Área Metropolitana por el cambio de diseño en la obra, la entidad explica que “solo se requería autorización en el tratamiento que el diseño propone a los árboles, que tiene que ver con trasplantes y talas, pero en otras modificaciones solo es necesario informar”.

En cuanto al aumento de los trasplantes de 35 a 49, el Fonvalmed lo justifica porque “en los últimos meses en medio del proceso, aparecieron sembrados en el área unos árboles pequeños que no estaban en la última actualización del inventario, solicitada por el Área Metropolitana”.

Esta dependencia denuncia además que en visita técnica, realizada el 23 de septiembre, los árboles de reciente siembra ya no estaban en el mismo lugar.


Carta de un lector

“No hay con quien”

Apartes de la opinión de Francisco Velásquez sobre la intervención del bosquecillo de Zúñiga

“Produce vergüenza ajena observar que ‘la ciudad más innovadora del mundo’ sigue empecinada en destruir su fauna, flora y medio ambiente, amparada en el gran problema, no resuelto, de agilizar la movilidad de los automotores en las vías que quieren abrirse dizque para remedio, pero en casos comprobables de hacerse en peores circunstancias que la propia enfermedad. Para la muestra el puente famoso de don Alonso de la calle 4 sur de El Poblado.

Y ya se informó a los vecinos del sector afectado con la vía Lateral Norte de la Quebrada Zúñiga que el inicio de la “solución de fluidez vehicular” es inminente. Con esa decisión se desnuda la esencia de la política social y ambiental del gobierno municipal (…), que no muestra interés alguno en concertar propuestas y resolver las crisis a través de salidas políticas con las comunidades (…).

De ese actuar se desprende la necesidad de la protesta ciudadana activa en las calles para reclamar equidad y justicia sociales por sobre los intereses mercantiles que favorecen a contratistas y constructores.

Los voceros de la organización pro bosque de Zúñiga fueron citados a una reunión en la que imperó el afán de informar de manera sesgada sobre la apertura de trabajos en la vía que arrasa con vida animal de especies varias y tira al traste una zona boscosa que aseguraba contra el CO2 y la polución general, sin mostrar un estudio adecuado de movilidad en la zona que justifique colocar no otro semáforo sino tres, que dan iguales pausas (…). Ninguno, y menos los directivos del Fonvalmed, mostró un estudio que permitiera comprender cómo este pequeño tramo va a descongestionar el flujo de vehículos que no han medido con tino, porque los vehículos que llegan a Envigado lo hacen por la Avenida Las Vegas y ninguno accedería a esta pequeña vía para devolverse hacia la Autopista.

Pero así nos “mandan” y nos “representan” porque seguimos enmarañados en las calendas electoreras y es con nuestro apoyo que se trepan a sillas atornilladas para constituir la famosa burocracia pagadora de favores y con tendencias a convertirse en brutocracia”.