Los escuchó desde su casa

“La contaminación auditiva causada por el festival Altavoz en los sectores cercanos a Castropol y Altos del Poblado ha sido insoportable. Es impresionante que un evento realizado en el parque Juan Pablo II propague sus altísimos decibeles a zonas residenciales localizadas a 3.5 kms de distancia”, comentó José Luis González.