Los cien años de El Colombiano

    Los cien años de El Colombiano
    Vivir en El Poblado felicita a las directivas y periodistas de El Colombiano por sus primeros cien años de labor

    Este 9 de febrero celebramos el Día del Periodista en medio de los festejos de un diario que ha sido parte vital de nuestra historia y espacio de reflexión sobre nuestro destino como sociedad.
    Para quienes el periodismo no es solo un oficio sino una pasión vital, los cien años del periódico El Colombiano son una hazaña que nos llena de orgullo y admiración. Resulta doblemente significativo que el diario antioqueño haya llegado a este momento con la disposición de renovarse en su formato y de ponerse a la altura de los retos que el siglo 21 ha deparado a las empresas periodísticas.
    Su primer siglo de actividades encuentra a El Colombiano lleno de vitalidad y consciente de que un riguroso auto examen es la responsabilidad de un medio frente a sus lectores. La región y el país han cambiado muchísimo desde que El Colombiano empezó a ser una de sus voces más influyentes. Hemos vivido crisis profundas y hemos vislumbrado oportunidades y esperanzas. Los eventos del mundo han tenido un impacto decisivo en la transformación de la sociedad que vio nacer al “diario leer de los antioqueños”. Con el correr del tiempo, la tarea se ha hecho más difícil y compleja. La prensa ha sido objeto de amenazas y ha estado sometida a presiones que atentan contra su independencia y su papel orientador de la opinión pública. Ese ha sido el escenario en el que El Colombiano ha desarrollado su tarea.
    En las últimas décadas, el oficio periodístico se ha transformado para dar a la comunidad una mayor participación. La pluralidad de voces se ha convertido en necesidad básica de una sociedad que ha pagado muy caro el irrespeto por el otro. Con la llegada de las nuevas tecnologías, se ha hecho necesario replantear desde la base la naturaleza del trabajo periodístico. El Colombiano ha procurado responder a estas nuevas exigencias. En ocasiones, se ha visto obligado a redefinir sus posiciones. Su recorrido es referencia obligada para quienes ejercemos este oficio de ciudadanos activos y deliberantes.
    Vivir en El Poblado felicita a las directivas y periodistas de El Colombiano por sus primeros cien años de labor. También, a todo el personal técnico y administrativo que hace posible ese milagro cotidiano que es poner en las manos de la gente un contenido de calidad. Celebramos con el aniversario de este tradicional diario antioqueño la posibilidad de diálogo respetuoso y de altura que debe ser la base de nuestros nuevos modelos de ciudadanía.