Los árboles muertos de la avenida El Poblado

El avanzado deterioro de algunos árboles muertos amenaza la integridad de la ciudadanía
 
Por Daniel Palacio Tamayo
 

De un gran falso laurel ubicado en la acera de la avenida El Poblado, a la altura del parque de La Presidenta, solo quedan la ausencia de su sombra y un gran tronco talado sobre la jardinera. Ese es el recuerdo de un gran árbol muerto, pero que aún no ha sido repuesto por el municipio y las autoridades ambientales. A lo largo de toda la avenida El Poblado, entre la calle 30 y La Frontera, hay entre 3.200 y 3.500 árboles, según estimaciones del Área Metropolitana; sin embargo, de acuerdo con Eugenio Gaviria, ingeniero forestal de esa entidad, no hay un censo actualizado para la ciudad y mucho menos para ese corredor.

Gaviria, asegura que es posible que haya algunos árboles muertos que sigan en pie, pero no se ha tenido el reporte por parte de denuncias de la ciudadanía. Según el profesional, los árboles también sufren de “fenómenos de muerte súbita, pero no ha sido un factor crítico en la avenida El Poblado”.

Mientras que en el tramo de la avenida El Poblado intervenido hace unos diez años con obras de urbanismo se renovaron especies, se cambiaron otras que ya estaban muertas y se trataron otros individuos, hay otros sectores de la avenida en el que algunos árboles presentan alguna enfermedad en sus raíces, tronco o ramas, producto de malos manejos fitosanitarios.

 
León Morales, ingeniero forestal y asesor de Metroplús, aseguró que la entidad estudió el tramo entre La Frontera y La Aguacatala por donde se tiene proyectado la extensión del sistema masivo de transporte. Para ese entonces se talaron algunos árboles que estaban muertos, entre ellos “un Cámbulo que se secó sin explicación, pudo ser un rayo, y un Falso Laurel al frente del Campestre”. Además, Morales afirma que hay otros árboles con problemas en el sector como “dos Cascos de Vaca que tiene pudriciones y afectaciones cerca a la base, lo que significa un riesgo, pues hay mucha posibilidad que se caigan”.
 

Por la avenida El Poblado entre La Frontera y La Aguacatala está diseñado un tramo de Metroplús y en el actual Plan de Desarrollo se aprobó realizar los estudios para extender el sistema masivo por esa troncal hasta la 30. A consideración de Morales, los estudios detallados hechos a los árboles han arrojado que en ese primer tramo hay árboles sanos juveniles, juveniles que han sufrido podas antitécnicas y otros que representan algún nivel de riesgo. Posición que contrasta con la de William Mejía, integrante del Colectivo Túnel Verde, quien afirma que en general tienen buen estado, pero que sí hay algunos que requieren intervención. “No nos oponemos que sea talado, pero la primera alternativa debe ser hacer diagnósticos y tratamiento preventivos”.

 
¿Por qué las diferencias en los conceptos?
De acuerdo con Eugenio Gaviria, el censo arbóreo más reciente que tiene el Área Metropolitana es del 2006. En ese estudio se encontró que aproximadamente 60% de los árboles, de los cerca de 400 mil de la ciudad, tenía algún tipo de problema, lo que no significa su acta de defunción. Por su parte el asesor de Metroplús reconoce que si bien el análisis es minucioso, aún los diagnósticos se hacen con técnicas de observación “Es como cuando el médico le hacia al paciente un examen por encima, al tacto. Ahora se tienen las resonancias, ecografías y demás para recolectar información. Para los árboles la tecnología existe, se busca que las autoridades las importen y las pongan en funcionamiento”.
 
Mientras que líderes ambientales de El Poblado, como José Fernando Álvarez, reclaman que se agilicen la reposición de los árboles muertos en diferentes sectores de la comuna, Gaviria reconoció la dificultad para este proceso debido “al altísimo costo porque no se sabe hasta donde llegaba la raíz y el riesgo que significa debido a que puede estar aferrado a redes de acueducto o gas”, razón por la cual, explica el ingeniero, se prefiere esperar a que la raíz se descomponga, pero acepta que hay que buscar una manera de hacerlo con mayor celeridad.