Libres, al menos en el computador

Mientras en muchas casas el computador aún ocupa el altar que antiguamente tenían los televisores, y algunas personas aún no se hacen a la idea de su entrada al hogar, el viento de cambio que estas herramientas ha representado para la vida cotidiana en otras sociedades también sopla y duro en estas latitudes tropicales.

 

Hace poco en el Politécnico se realizó una versión más del Gigax Install Fest. Una feria de promoción e instalación de software libre, principalmente del sistema operativo GNU/Linux, pero también de otras herramientas de uso cotidiano en los hogares y las oficinas. (Después de estas líneas, muchos de los lectores que pertenecen al primer grupo -al de los que ve a los computadores como algo mágico- perdieron el hilo, pero ánimo, que este artículo es más para ellos que para los segundos, pues lo que aquí vamos a contar es cacho viejo para ellos).

 

En esas ferias lo que hacen es promocionar programas (software) de computador e instalarlos, todo gratis o casi gratis ¿Cómo así?, se preguntan los legos, sí los programas son carísimos. Sí, los programas que usa la mayoría de la gente son muy caros, en muchos computadores están instalados de manera fraudulenta (sin pagarle los derechos a sus propietarios intelectuales, conseguidos en CD quemados clandestinamente, etcétera) y en muchos casos no son de la mejor calidad.

 

En estas ferias promocionan programas que, al menos en el discurso, son de mejor calidad, mucho más baratos o incluso gratuitos, y con los que no se violan las leyes de propiedad intelectual ni se favorece a los grandes monopolios americanos.

 

Esas ferias son realizadas por muchachos de aquí que aunque comparten el mismo suelo con los demás habitantes de Medellín, viven más en el primer mundo que en el tercero (al menos conceptualmente). Ellos son algo así como apóstoles de un movimiento denominado del software libre. En sus convocatorias llenan teatros y auditorios y de ellas salen muchos conversos dispuestos a predicar su mensaje y llevar la luz a quienes permanecen en la oscuridad.

 

Vivir en El Poblado, habló con uno de ellos, Eder Acevedo, estudiante de ingeniería de sistemas y empleado de un café internet, sobre estas ferias y el movimiento del software libre:

 

 

¿Qué es el software libre? Son programas de computador que cumplen con una filosofía básica relacionada con la forma en que se crean, se usan y se distribuyen (ver nota adjunta El software libre).

 

¿Qué gracia tienen? Que son de mejor calidad y más seguros que los otros. Son desarrollados por una comunidad mundial de programadores que constantemente está trabajando en mejorarlos y están disponibles para cualquier persona que los quiera usar, y son infinitamente más baratos que los otros.

 

 

¿A quién le llevan ustedes su mensaje? Principalmente a los jóvenes y a los usuarios nuevos de computador, para que ellos lleven la idea a sus casas y colegios. Ya estamos en muchos hogares, colegios, empresas y entidades de todo tipo. El software libre apenas está entrando a Colombia. Hay algunos grupos en varias universidades, pero es mucho lo que queda por hacer. Un computador con software libre es mucho mejor que uno que viene lleno de software pirata preinstalado.

 

 

 

 


El software libre

 

 

La expresión software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. Su fundamento filosófico se basa en cuatro principios:

 

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito.
  • La libertad de estudiar cómo funciona el software, y adaptarlo a las necesidades propias.
  • La libertad de distribuir copias,del software.
  • La libertad de mejorar el software y hacer públicas las mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie.
  • La libertad para usar un programa significa libertad para cualquier persona u organización de usarlo en cualquier tipo de sistema informático, para cualquier clase de trabajo, y sin tener obligación de comunicárselo al desarrollador o a alguna otra entidad específica.

 

En el mundo Muchos creen que el software libre es más fácil de instalar y de operar y que además podría ser más seguro pues como su funcionamiento interno es público, las fallas pueden ser descubiertas y solucionadas más rápido. Además algunos gobiernos empiezan a mostrar su voluntad de no depender de compañías americanas en un asunto considerado de seguridad nacional.

 

Los gobiernos de países como Francia, China y Alemania, por GNU/Linux (la contraparte de Windows). Gran Bretaña, Brasil, Rusia y Venezuela también lo están explorando. Y a pesar del lobby continuado de Microsoft, la empresa creadora y propietaria de Windows, un reporte oficial del Pentágono concluyó que el software libre es en muchas ocasiones más barato y seguro y que su uso, cuando menos, se debe expandir.

 

Desde un punto de vista práctico, los proponentes de esta idea aseguran que los gobiernos se pueden ahorrar miles de millones de dólares que hoy en día se gastan en licencias de software propietario (el que no es libre, como Windows o Word). En Brasil afirman que nada más en licencias pagadas a compañías americanas han enviado a Estados Unidos 1.200 millones de dólares en los últimos años.

 

Desde un punto de vista más soñador, muchos ven el software libre como la clave para el futuro tecnológico local y su diseminación es considerada un asunto de orgullo nacional y de autonomía. Esa es una razón para que existan versiones nacionales de muchos programas libres. No solo hay versiones chinas, francesas, alemanas, brasileñas, chilenas, y un largo etcétera, sino que hay en preparación al menos una colombiana de GNU/Linux. Según esta lógica la adopción del software libre por parte de los gobiernos daría pie al desarrollo de industrias nacionales de software que puedan competir con los gigantes americanos como Microsoft.

 


 

El caso Manizales

 

Vivir en El Poblado habló con Lorena Giraldo, ingeniera de la Secretaría de Organización y Sistemas de la Alcaldía de Manizales sobre un proyecto que hay en ese municipio para desarrollar un sistema de información para la administración pública, todo con software libre. Un primer paso, relacionado más con lo del software libre que con el proyecto, es que “en la mayoría si no es en todos los equipos del edificio ahora se tiene OpenOffice ya que el Office de Microsoft es con licencias… entonces para evitar el gasto innecesario se optó por OpenOffice que además que es una herramienta de oficina de las mejores que hay en el momento”.

 

¿Cuál es el alcance de este proyecto? El sistema de información se llama Ventanilla Única y lo que se pretende con el es sistematizar y simplificar todos los trámites que debe de diligenciar un contribuyente a la hora de hacer la apertura de un establecimiento de comercio. El alcance es llegar a su completo desarrollo y montaje en la oficina de Ventanilla Única que esta ubicada en la Cámara de Comercio de Manizales.

 

Tanto la junta directiva de Ventanilla Única como la Cámara de Comercio y la Alcaldía de Manizales están muy motivados y con mucha expectativa frente al proyecto ya que este es nuevo, con herramientas de software libre y porque además es un avance tecnológico para la región.

 

 

¿Cuáles son sus objetivos? Como objetivo general, desarrollar un sistema de información con herramientas libres que de soporte al proyecto “Ventanilla Única” en la ciudad de Manizales, de tal forma que permita centralizar en la Cámara de Comercio todos los trámites legales que el empresario debe realizar al momento de constituir una empresa o establecimiento de comercio.