Le daremos espacios del auto al transporte público

Juan Esteban Martínez señala que la Alcaldía está dispuesta a darse pelas, incluso con costo político, por mejorar la movilidad en Medellín. Drones para atender choques y participación ciudadana, otras claves del plan
Fotos Juan David Caicedo

Por Juan Felipe Quintero


Juan Esteban Martínez. Foto cortesía
Lleva 200 días en el cargo, parte de sus planes están a punto de lanzamiento, tiene dolores de cabeza, liderará timonazos en movilidad y transporte público, está alarmado por tanta violación de las normas y, en especial, está convencido de que sin el concurso de la ciudadanía, moverse en Medellín nunca dejará de ser la rutina harta de los últimos años. Entrevista con el secretario de Movilidad.

¿Cómo le pareció la última: carros que estacionan en lugares prohibidos y cubren sus placas con periódicos para evitar las multas?

“Ya detectamos dónde nos están haciendo eso. Es increíble que el ciudadano evada su responsabilidad y que le ponga trampas al Estado. El caso lo conocí por Twitter y nos da inaormación para ejercer más control”.

¿Les presta atención a las quejas por Twitter?
“Me da información para trabajar. Lo que no me gusta de las quejas es cuando la gente dice “y no pasa nada” o “¿dónde está la autoridad?”. Me gustaría invitarlos a ser secretario de Movilidad por un día y que vean cómo nos toca resolver tantos problemas”.

Y justo ¿dónde está la autoridad?

“Tengo por turno hasta 100 agentes en operación; al mismo tiempo hay 250 a 300 accidentes diarios. Manejamos buena eficiencia, un guarda está tardando 14 minutos para llegar al sitio del accidente y, dependiendo de la gravedad, entre 45 y 55 minutos en atender el caso. Al final, es más de una hora que se afecta la movilidad”.

En esa carencia de personal cobran vigencia las cámaras de fotodetección ¿Cuál es su plan en cámaras?
“Por contrato deben ser 40 y ahí están. Estamos revisando jurídica y financieramente qué significa una ampliación. Pero si le digo a la gente que pondré más cámaras, se alborotará, le tiene fobia a ese sistema y a que le cobren multas e impuestos. Por un comparendo son 15 a 20 minutos de discusión, conductores con Soat vencido, sin documentos al día. La gente debería aceptar”.

100 guardas para todo Medellín ¿Puede contratar más?
“Estamos limitados por una ley”.

El Alcalde revisó los cargos de Vicealcaldes y los anuló ¿Ya revisó su nómina? 100 guardas no alcanzan.
“Nuestra Secretaría no tiene personal suficiente. Son unas 1.000 personas y no damos abasto”.

Son hasta 300 choques por día y un guarda invierte más de una hora en el proceso ¿Ayudaría si los involucrados arreglan de manera civilizada? ¿Quién dañó, quién paga, cuánto vale y punto?
“Hay aseguradoras que hacen un buen ejercicio de eficiencia y agilidad. Están atentas con el usuario y despachan personal de apoyo con gran velocidad. En muchos casos los involucrados cuadran, pero si alguno no acepta, el agente tiene que proceder”.

¿Tiene un plan diferente al habitual de enviar un guarda, una hora por caso?
“Tenemos en prueba el uso de drones para la atención de choques con solo daños. Un servicio ágil, para tomar las fotos, el croquis. Lanzaremos el plan cuando estemos muy seguros de que sea útil y no violemos ninguna norma. El dron le adelantará trabajo al guarda y podemos bajar en 20 minutos el tiempo. Iniciaríamos la compra de equipos el año entrante”.

¿En estos 200 días como evalúa el compromiso del ciudadano con la movilidad?
“Me impacta la cantidad de violaciones de normas. En Soat y revisión tecnicomecánica vencidos llevamos más de 200 mil personas desde el 15 de diciembre. Son violadores de la Ley ¿Cuántos más habrá?”.

Así es. Moverse por la periferia de la ciudad es creer que estamos en Día sin casco.
“No hay convicción de la seguridad vial. Si yo soy padre de familia, ¿cómo voy a arriesgar la vida por andar en una moto a toda velocidad? Es un asunto de corresponsabilidad”.

Una descripción similar se puede hacer sobre el parqueo.
“Pareciera que hay que indicarle a todo el mundo dónde no se puede parquear. Y todos saben que por norma hay vías principales en donde está prohibido. Igual se parquean en cualquier lado”.

No se puede tener guarda por cuadra y no hay civismo ¿Quién nos saca del problema?
“En la ciudad hay varios fenómenos: en carros tenemos el 12 por ciento anual de crecimiento del país y en motos es el 16 por ciento; Planeación y las curadurías autorizan edificios sin parqueaderos; el transporte escolar va atomizado en vehículos pequeños; los centros comerciales no hacen caso sobre los acopios internos de taxis; abrimos una vía y la usamos como parqueadero. Pero todo es culpa de la Secretaría de Movilidad”.


Pero Movilidad y Planeación hacen parte de la misma entidad: la Alcaldía.
“Es un círculo vicioso. Pero hay que hacer el ejercicio de autoridad. Yo lo haré, con control, también es responsabilidad de cada Secretaría, que no terminemos tirándonos todos la pelota. El llamado es para Planeación y las curadurías y para los constructores, que presenten proyectos que cumplan todo. Que busquen rentabilidad, pero que piensen en la ciudad. Haremos campañas de educación y de cultura por el uso del transporte público y contra la accidentalidad. No es la única solución, pero haremos una gestión muy fuerte”.

¿Cuál es el indicador de accidentalidad en este tramo de año?
“Llevamos 136 muertos en el año”.

Por estándares internacionales, ¿cuántos deberían ser?

“Queremos para el año 2020 una reducción del 25%”.

¿Cómo se explica ese nivel de accidentalidad?
“El Ministerio no está haciendo la tarea. Para sacar un pase en Japón hay que pagar 3.500 dólares y se renueva cada tres años. Aquí una persona sin saber leer ni escribir puede sacar un pase. Es clave la pericia de quien toma el vehículo, además de la infraestructura. Vamos a hacer 80 kilómetros de ciclorruta, vamos a cambiar la comodidad de los buses. Pero va ligado al tema de cultura”.

Y todo vuelve y redunda en el ciudadano: sin su concurso la gestión es incompleta.
“Nos ahorraría muchos problemas. La congestión en El Poblado no se alivia porque no estemos pendientes; es que hay tantos vehículos que los semáforos no alcanzan, las vías se llenan muy rápido, más centros comerciales, colegios, las obras que tenemos. Si en el Marymount se pusieran de acuerdo en llevar las niñas en transporte escolar, la fila sería menor; si los bancos empezaran a las 6 a.m., nos ayudaría a descargar las vías”.

¿Cuál impacto espera de las obras de Valorización?
“Son obras que se debieron construir hace mucho tiempo. La mejoría será relativa”.

¿Qué lectura tiene de los tacos de los sábados?
“Podemos pensar en pico y placa, pero ¿cuál placa ponemos? La rotación está agotada en semana. Habrá que estudiar otras propuestas para hacerle al sector bancario, universitario, centros comerciales. Tenemos que hacer un trabajo de interacción con el sector privado, que no piensen solo en ellos”.

¿Y el pico y placa en semana? Se agotó.
“Es una medida de corto plazo, incentiva el crecimiento del parque automotor. Son medidas fáciles de hacer, que generan ruido político, pero hay otras más poderosas, que tienen que ver con asuntos financieros. Por ejemplo, quien quiera entrar al Centro, tiene que pagar”.

¿Están dispuestos a darse pelas de popularidad?
“Pronto haremos anuncios sobre transporte público, que consisten en quitarles carriles al auto, para dárselos en ciertos corredores al transporte masivo, con carriles preferenciales. Será en San Juan, Colombia, la avenida El Poblado, Guayabal”.

¿Qué va a hacer con el puente de la Superior con El Tesoro?
“El parque comercial le entrega a esa intersección cada día 9.000 vehículos y sube a 14.000 los fines de semana. Independiente de si hubo un error con la obra, no cabemos. Si no utilizamos más el metro, que tendrá 26 trenes nuevos, el transporte público, la bicicleta, no disminuiremos el impacto en las vías”.

¿En soluciones de parqueo qué tiene previsto?
“Haremos un programa de duplicación del número de celdas de parquímetros. Quien quiera parquear en las vías públicas, tendrá que pagar. Los recursos los aprovecharemos para construir 2.000 cicloparqueaderos”.