Las portadas de Aguirre

Las portadas de Aguirre
Una de sus fotografías, la portada de esta edición

La de fotógrafo es una de las facetas más sobresalientes del prolífico intelectual nacido en Girardota en 1926 y fallecido en Medellín el pasado 3 de septiembre. Otras cuatro de las fotografías de Alberto Aguirre acompañaron las portadas de Vivir en El Poblado en mayo de 2012. “Son coherentes con su estilo de escribir y con la posición que ha asumido en cada una de las circunstancias de su vida”, decía sobre ellas en estas páginas el columnista Carlos Arturo Fernández. Y agregaba: “La fortaleza que emana de ellas vuelve a traer a primer plano la idea de una consistencia esencial y existencial, profundamente ética, que se revela como estilo. Y ‘el estilo es el hombre mismo’, según la repetida afirmación del conde de Buffon. Por eso, lo que encontramos en una fotografía es, ante todo, al hombre que la creó”. Quienes observen las fotografías de Alberto Aguirre quizás piensen lo mismo que afirmaba Gonzalo Arango sobre su prosa: es seca, realista y sincera, pero a la vez idealista y romántica.