Las mermeladas de Wolfgang

Artesanales, libres de conservantes y 100 por ciento naturales son las características esenciales de las ricas mermeladas que el alemán Wolfgang Richter elabora con cariño y esmero en su finca en Amagá.


Wolfgang Richter

El señor Richter, como lo conocían en el Colegio Alemán, donde se jubiló como jefe de servicios generales, aprendió el arte de fabricar mermeladas y otros productos culinarios caseros de su madre, Lindgard, quien en un cuaderno registró una abundante cantidad de recetas, las mismas que hoy Wolfgang se encuentra traduciendo y adaptando (Lindgard utilizaba decagramos en vez de gramos para medir las cantidades de sus preparaciones).

Durante diciembre, Wolfgang estará vendiendo por encargo y a domicilio sus mermeladas Frükti, de diversas frutas: mora, guayaba, naranja agria, uchuva, agraz, fresa, ciruela y confitura de mandarina. También prepara y vende miel, un producto igualmente casero, natural y sabroso, que comercializa en dos tamaños a 10 mil y 20 mil pesos.

Debido a los fuertes inviernos que se viven en Alemania en diciembre, un plan tradicional entre las familias es reunirse en la cocina alrededor de la preparación de manjares navideños tradicionales. Las galletas Spitzbuben (cuyo significado literal en español es “niños traviesos”) son una de las favoritas de los germanos en esta época.

Para esta edición de La Buena Mesa, Wolfgang nos brinda la receta de su madre.
Para mayores informes y pedidos (realizarlos con suficiente anticipación) contactar a Wolfgang Richter en el 311 3882082.

Spitzbuben
galletas alemanas (receta para 24 galletas aprox.)

Ingredientes
• 95 gramos de azúcar blanca.
• 125 gramos de mantequilla.
• 5 goticas de esencia de vainilla.
• 1 huevo.
• 187 gramos de harina.
• Mermelada de mora artesanal Frükti (o de su preferencia).
• Azúcar pulverizada al gusto (XXX).

Procedimiento
Precalentar el horno a 180 grados. Derretir la mantequilla a fuego bajo. Cuando esté derretida, vertirla en un bol; incorporar el huevo, el azúcar blanca y la esencia de vainilla. Batir la mezcla hasta que adquiera un poco de espuma. Agregar la harina gradualmente sin dejar de batir hasta que todos los ingredientes formen una masa.

Envolver el bol en vinipel, tapándolo y refrigerar por 30 minutos aproximadamente. Cuando la masa esté más sólida y fría, retirar de la nevera.

Enharinar una superficie plana y expandir la masa de las galletas con un rodillo. Usar un molde circular del tamaño de su preferencia para elaborar 48 galletas. Con un molde más pequeño, realizar un agujero en el centro en 24 de ellas.
Poner las galletas en una bandeja previamente engrasada y enharinada, y hornear hasta que tomen un color dorado. Retirarlas del horno y mientras aún están calientes, untar de mermelada las galletas sin agujero en el centro. Taparlas con las galletas agujereadas, formando “sándwiches”.

Con un colador, espolvorear las galletas con el azúcar pulverizada por ambos lados. Dejar enfriar y disfrutar.