La Vida se abre paso


    La vide se abre paso
    Con INVOcell es más sencillo y menos costoso cumplir el sueño de tener un hijo. Concevidas ya lo tiene a disposición de sus pacientes.

    En 2007 y en España, fue la primera vez que se logró un embarazo con óvulos congelados con la ayuda del dispositivo Invocell, creado por el médico francés Claude Ranoux para fertilizar espontáneamente en la vagina, óvulos y espermatozoides.
    El procedimiento, que ya ofrece Concevidas, consiste en un recipiente en el que se depositan óvulos y espermatozoides para luego ponerlos en una cápsula en el interior de la vagina durante 72 horas. Posteriormente, el médico extrae el dispositivo y escoge un embrión para colocarlo en el útero.
    Lo novedoso de este tratamiento es la utilización de la vagina como incubadora, llevando la alta complejidad en técnicas de fertilización de los laboratorios al interior del cuerpo, lo que convierte el método en una opción natural y económica.
    En la fertilización in vitro tradicional, se toman los gametos que integran el óvulo de la mujer y los espermatozoides del hombre para tenerlos en condiciones especiales, a 37 grados centígrados en el laboratorio para que se produzca la fertilización. Ahora este proceso se lleva a cabo en la vagina y con la misma efectividad.
    Otro beneficio es que se puede repetir las veces que sea necesario, ya que no se utilizan gran cantidad de medicamentos para estimular la ovulación y por tanto no hay efectos colaterales.
    Si bien ya genera una disminución ostensible en los costos de estos tratamientos, en el futuro la reproducción se hará con menos gastos, porque se utilizan cada vez menos cantidad de cultivos y equipos.