La Pontífice

    La Pontífice
    Joan dedica su infancia y juventud al estudio empírico de los textos sagrados del cristianismo, sin saber que algunos acontecimientos desafortunados la llevarán a esconder su feminidad para entrar a un convento. De allí, disfrazada de hombre, los camino religiosos la llevarán hasta Roma a ocupar la silla de San Pedro.

    Los productores de las películas El nombre de la Rosa y El perfume, traen a la gran pantalla La Pontífice, un filme alemán basado en la novela del mismo nombre, escrita por la norteamericana Donna Woolfolk Cross. En ella se cuenta una historia cuya veracidad aún no se confirma, sobre la vida de Joan, una mujer que nació poco después de la muerte de Carlomagno en Ingelheim am Rhein. Hija de un sacerdote y excluida de las enseñanzas bíblicas que reciben sus dos hermanos, Joan se dedica a aprender todo lo que pueda por su cuenta, sobre el cristianismo. Al convertirse en adulta decide cortarse el pelo y esconder su identidad femenina para ingresar al monasterio Fulda como el hermano Johannes Anglicus. Allí vive en constante temor de ser descubierta, aunque impresiona a los otros monjes con su sabiduría teológica y medicinal. Joan se escapa del monasterio para ir a Roma donde su carrera sacerdotal escala hasta ser elegida como papa durante dos años. .