La limpieza del mar de los arubianos

Por Agenda del Mar (www.agendadelmar.com)

En representación de la Agenda del Mar, fuimos invitados a la limpieza de playas y arrecifes, Aruba Reef Care Project 2005. La isla feliz nos acogió con los brazos abiertos y su cálida hospitalidad. Este proyecto ambiental, que se realiza en varios lugares del mundo, es organizado en Aruba por Castro Pérez de la ATA, Aruba Tourism Authority, con la contribución de los hoteles, las tiendas de buceo, la industria, las agencias de turismo, las iglesias, los colegios y el departamento de agricultura de la isla.

Un gran ejemplo que da envidia de la buena, por la nutrida y efectiva participación de la comunidad arubiana, de la que, entre otros, forman parte más de 15 mil compatriotas colombianos que decidieron vivir bajo el ardiente sol dutch-caribeño.

Esta limpieza comunitaria de costas que dura dos días se hace en la isla desde 1994 y cada año se recogen varias toneladas de basura, tanto de las playas, como de los arrecifes cercanos. Cientos de buzos con snorkel, caretean durante horas en los bajos cercanos a las playas turísticas, recogiendo vasos plásticos, envases, bolsas y demás materiales perjudiciales para el océano y la vida marina; gran parte de esta basura, alguna bastante insólita, llega de la Suramérica continental traída por corrientes marinas. Mientras tanto, en las playas, numerosos grupos de caminantes voluntarios compuestos por representantes de diversos organismos recorren las playas recogiendo los desechos que dejan algunos turistas ignorantes, ya que las playas cuentan con suficientes depósitos para las basuras.

Sin embargo, las actividades de Reef Care Project no se limitan al evento de limpieza y entre sus metas inmediatas están el llegarle con sus campañas educativas a todos los estudiantes de primaria y secundaria de la isla , realizar alianzas con varias fundaciones e instituciones ambientales y hacer lobby para crear nuevas leyes de protección. La ATA destaca que la participación de los turistas en la campaña crece cada año, a tal punto que el evento de limpieza en sí se ha convertido en otro atractivo de la isla.

En Aruba, desde hace unos 40 años, se dieron cuenta que su mayor atractivo y potencial económico eran los recursos naturales. De hecho, clausuraron las minas de oro y crearon estrictas normas de protección. De ahí que la isla sea un paraíso para turistas de todo el mundo que llegan a practicar deportes náuticos, a comer como reyes y a disfrutar unas playas limpias, de arena blanca y suave.

Una de las campañas ambientales que más nos impactó es la de protección y cercado de los nidos de las tortugas, en medio de las playas turísticas. Cada nido es monitoreado y cercado para evitar que la gente lo pise. De esta manera han recuperados las poblaciones de tortugas marinas en el Caribe y garantizado su supervivencia.

En Colombia Andrés Obregón, de Diving Planet, ha sido el abanderado de estas limpiezas, principalmente en el maltratado archipiélago del Rosario. Qué bueno que aquí la comunidad, la industria, el sector turístico, el Gobierno y todos, apoyáramos estas iniciativas que pretenden disminuir el caos aterrador en que se encuentra el medio ambiente en Colombia. Aruba es un ejemplo que debería seguir nuestra isla de San Andrés, está comprobado en el mundo que los destinos turísticos importantes son ricos en recursos naturales; desaparecen los recursos y queda un turismo perjudicial, que no gasta y más bien acaba convirtiéndose en parte del problema.

Que sea la oportunidad para agradecer a las autoridades de la oficina de turismo de Aruba en Bogotá, así como a la gentileza extrema de Mario Arens de la ATA que nos atendió increíblemente.