La geología al servicio de la sociedad

Un tributo al ingeniero, docente y científico Michel Hermelin Arbaux

Michel Hermelin Arbaux. Universidad de los Niños en Eafit. Fotografía de Róbinson Henao. Fotos cortesía

Por Juan Sebastián Mora

Como un pionero y mentor del desarrollo de la geología ambiental en Colombia y en Latinoamérica: así será recordado el ingeniero Michel Hermelin Arbaux, quien falleció el sábado 15 de agosto.

En 1953, a los 16 años, dejó su París natal por Colombia, vivió en Sogamoso y posteriormente se estableció en Medellín, ciudad en la que formó varias generaciones de científicos e investigadores y produjo invaluables aportes a la geología, las ciencias de la Tierra y el estudio del medio ambiente.


Fotografía de Róbinson Henao. Fotos cortesía

Egresado de Ingeniería de Geología y Petróleos de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional, donde luego se desempeñó como docente, Michel Hermelin demostró desde su época de estudiante una fuerte inclinación hacia la investigación, pasión infatigable que dio como fruto innumerables reconocimientos y distinciones como el premio a Toda una vida que le otorgó la Alcaldía de Medellín en 2011.

En la Universidad Eafit, institución que en 2014 lo distinguió como profesor emérito, fundó el Departamento de Geología. Allí encontró un valioso espacio para estar en permanente contacto con jóvenes estudiantes, que, en palabras del científico, le mantenían intacto y vigente su deseo por aprender y embarcarse en nuevos proyectos.

Master in Science de la Colorado State University y Master of Arts de la Princeton University, a Hermelin, como lo expresó su hijo Daniel en una entrevista sobre su padre en 2011, no le gustaba figurar, sino hablar con su trabajo y servir de ejemplo de carácter contundente y coherente con su vida.

Vivir en El Poblado expresa las más sentidas condolencias a su esposa, Marta Elena Bravo Betancur, a sus hijos Daniel y Nicolás, a sus nietos Pedro y María, así como a sus demás familiares y amigos.


Gloria Elena Toro
Docente de Geología de la Universidad Eafit.

“De Michel resalto su amor por la ciencia, su entusiasmo por la investigación, su integridad y generosidad como persona y profesional. Soy testigo de la ayuda que le brindó a muchísimas personas. Siempre se tomó muy serio sus proyectos y todavía tenía muchos planes para el futuro. Me siento muy honrada de haberlo conocido, y contado con su apoyo incondicional y amistad. Fue mi gran profesor y un gran amigo”.



Juan Luis Mejía

Rector de la Universidad Eafit.

“Para Medellín y para Colombia constituye una enorme pérdida la partida de Michel, quien deja un gran vacío, no solo en la geología sino en todo el ámbito científico nacional. Eafit preservará la memoria de Michel, un hombre que, desde su labor académica y científica, exhortó a quienes quisieron recorrer un camino de inspiración, creación y transformación”.



Geovany Bedoya

Jefe del Departamento de Ciencias de la Tierra y del pregrado de Geología de la Universidad Eafit.

“El aporte de Michel al desarrollo de la geología en Colombia fue fundamental. Destaco su honestidad y su transparencia. Trabajaba pensando en el bienestar de la sociedad, de su entorno. Siempre priorizando los intereses comunes a los particulares. Yo compartí 33 años de trabajo con Michel, y con él todo era una enseñanza. Era un guía, un caballero, un profesional, una persona supremamente correcta. Nos deja un vacío muy grande”.



Humberto Caballero
Ingeniero geólogo y docente de Geomorfología, Geología Ambiental y del Cuaternario de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional.

“Michel es un pionero en el campo de las ciencias de la Tierra, porque él fue quien introdujo al país conceptos muy novedosos, como por ejemplo la geomorfología, que es la ciencia que estudia el relieve.

Cuando fue director del Servicio Geológico Colombiano, que anteriormente se llamaba Ingeominas, creó la primera división de geología ambiental en el país, encargada de estudiar  amenazas geológicas (como terremotos, volcanes, tsunamis…). Es además el responsable de la introducción en Colombia del tema de gestión del riesgo, lo que antiguamente se llamaba prevención de desastres”.


Nicolás Hermelin “Mi papá era un hombre de manos grandes y corazón gigante, amigo indisociable de carácter hermoso, que siempre construyó algo mejor para todos. Era tierno, generoso y bonito. En un mundo de ciencias recorridas, comprobaba lo exacto y lo traducía en lo humano y llevadero”.