La avenida 34, suspendida hace 28 meses, retomaría obras en septiembre

La avenida 34, valorización
La avenida 34, valorización

La avenida 34 dorsal de la Valorización, se vio envuelto en polémicas por el cobro, por asuntos ambientales y el traslado de la virgen de La Aguacatala. Todo superado, salvo que no estará para 2019.

La construcción de la totalidad de los tramos de la 34, entre las avenidas El Poblado y Las Palmas tiene un costo estimado de 181 mil millones de pesos, incluyendo la labor de interventoría; es decir, significa casi el 30% del proyecto de Valorización. Por consiguiente, asegura el director de Fonvalmed, César Giraldo, esta obra es la primera en importancia para completar el paquete de intervenciones viales por las que el Municipio generó cobro a los contribuyentes.

Giraldo destaca que la obra tendrá más de tres nuevos kilómetros lineales de vía, espacio público por 32 mil metros cuadrados y una franja central de 10 metros por donde se trazará en un futuro un sistema masivo de transporte de mediana capacidad como metroplús o tranvía.

En principio esta obra fue materia de discusión, pues habitantes de El Poblado evaluaron que tendría un impacto metropolitano en la movilidad, por tanto no consideraban justo que su costo se recargara solo de manera local; sin embargo, todo los procesos jurídicos que contemplaron ese argumento ya fueron desestimados.

De acuerdo con los diseños que tiene Fonvalmed, el recorrido por la doble calzada de la 34 tendrá pasos a desnivel en algunas intersecciones como Los Balsos, Los Parra y Los González. Advierte Giraldo, en algunas secciones habrá semáforos para garantizar la seguridad de los peatones, más allá de la que puede ser una restricción para el tránsito vehicular.

Espacio de labores en La Aguacatala

Para el desarrollo de este tramo se compró una franja del lote del colegio La Enseñanza por un valor cercano a los 22 mil millones de pesos, espacio en el que se concentrará, por lo menos, el 80% de las obras. Por esta disponibilidad las autoridades creen que no habrá traumatismo en la movilidad.

En cuanto a la discusión sobre el futuro aprovechamiento de la franja destinada para el sistema de transporte masivo, Giraldo adelanta que se construirá “un urbanismo básico” que no implique posteriormente talar los árboles que se sembraron o tumbar lo construido.
También agrega que se “realizó un estudio de conectividad en toda la avenida 34 sobre cómo intervenir la obra civil, al tiempo que se generan las conectividades ambientales necesarias”.

Por su parte, en el sector de El Chispero, aún hay aspectos por definir: se avanza en un rediseño “porque, de lo contrario, tendríamos que comprar el edificio Los Naranjos”, lo que implicaría un costo muy elevado para el proyecto”, asegura el director.

El tramo en Provenza y en Vizcaya

A los pocos días de anunciada la adjudicación de las obras para este tramo se conoció de una acción popular que buscaba la protección de un bosque entre las calles 10 y 12, lo que implicó la suspensión de labores.

“Aunque ganamos la acción popular, estuvimos con personas de la comunidad y ahí surgió una idea con el contratista y el Área Metropolitana de hacer un rediseño de la vía, a partir de un nuevo estudio de conectividad ambiental”, afirmó Giraldo.

Sin embargo, las condiciones en las que se adjudicó el proyecto en 2015 son muy distintas a las que se presentarán en septiembre próximo, cuando se espera poder reiniciar los trabajos.

Entre los asuntos por ajustar con el Consorcio Urbano Avenida 34 (conformado por Tainco 50%, Ingevias 25% y Explanan 25%) está el nuevo valor del contrato que le fue adjudicado en esa fecha por 14 mil millones de pesos, pues hoy los costos de la materia prima se han incrementado y cambió el gravamen del pavimento.

A favor de Fonvalmed está que con los nuevos diseños para evitar afectar el bosque involucrado en el caso de la acción popular no es necesario construir un puente que estaba contemplado en ese sector, lo que reduce los costos entre mil y dos mil millones de pesos en los tramos 1 y 2 que están dentro de un mismo contrato.

Diseño vial en Provenza
Diseño del par vial en Provenza

La demandante y el Comité de Valorización

Isabel Uribe Betancourt, abogada y vecina de la zona de Vizcaya, fue quien interpuso la acción popular en 2015. Hoy no cabe de la felicidad con el anuncio de los nuevos diseños. “Valió la pena, mi casa ahora sí se valorizó, paradójicamente por no haber hecho esa obra. Confío en que la solución vial será buena”, afirmó.

La demandante asegura que no es la única feliz por el cambio, pues hoy “la zona está especialmente linda”. Eso sí, pide agilizar el inicio de los trabajos y controlar el estacionamiento en la 36.

“Lo que se ahorraron ahí les va a servir para llenar los huecos que tienen por otro lado”, afirma Uribe quien asegura que se siente complacida de haber encontrado una solución “fácil, menos costosa y que satisfizo a la comunidad”.

Por su parte, Gloria Gaviria, integrante del Comité Valorización, teme que la doble calzada de la avenida 34 signifique sobrecostos por el tiempo que se ha tardado el inicio de los trabajos y experiencias en otras obras.

La Virgen se queda donde está

Después de una larga discusión, se optó por no mover de lugar la Virgen de la Gruta, incluso para un templo. Para lograrlo se hicieron ajustes técnicos en el trazado de la futura conexión con la avenida El Poblado.
“Hicimos un trabajo desde todos los ángulos: civil, arquitectónico, ambiental, además de un trabajo social con todos los actores”, asegura César Giraldo.