¡Y es para todo El Poblado!

¡Y es para todo El Poblado!

Al entrar al Salón de Gobierno de la Alcaldía de Medellín, nuestra sorpresa fue grande pues el recinto estaba realmente colmado: todos los secretarios del despacho, los gerentes y directores de los institutos descentralizados estaban allí, encabezados por el alcalde Sergio Fajardo quienes nos recibieron para otorgar a Vivir en El Poblado una distinción a propósito de nuestra celebración de quince años. Y fue el propio Alcalde el que explicó la presencia de todos sus funcionarios: él, personalmente, escogió la fecha para este homenaje, que también compartimos muy orgullosos con Yurupary y Amor por Medellín, pues pensó que ese lugar y con la presencia de estos personajes, se constituía en una muestra certera del sentir de toda una comunidad que ve en nosotros y en las otros condecorados a instituciones motivo de ejemplo y de trabajo honrado, plural y con valor. Al entregarnos la medalla Gonzalo Mejía, reconocimiento al mérito cívico y empresarial, en categoría plata, sentimos, y no podemos negarlo ni ocultarlo, un gran orgullo pues a más de reconocernos como el primer periódico sectorizado que se editó en Colombia, y de manera continua, también exaltan los valores que desde siempre nos hemos forjado y que desde aquí llamamos Periodismo Útil para Vivir Bien. Pero este reconocimiento no lo consideramos solo nuestro: sin la participación activa de los habitantes de esta Comuna, la 14, sería imposible desarrollar el trabajo que nos hemos empeñado realizar. Sin la participación activa y conjunta de agencias de publicidad y anunciantes, que quincena tras quincena reafirman, gracias a su pauta, la utilidad de nuestras páginas para el desarrollo del comercio local y nacional; y por último, sin la presencia también activa de los comités locales y de las casas de la cultura, que han encontrado eco para divulgar su labor a través de nuestras líneas, no sería posible hoy, después de tres lustros, seguir haciendo lo que más nos gusta: Vivir en El Poblado, página a página, renglón a renglón, intentando permanentemente interpretar las voces de la pluralidad en un contexto absolutamente local. Esta medalla Gonzalo Mejía, con todo su significado, es sin duda alguna un homenaje para todos los habitantes de El Poblado, los que hemos sabido cohabitar y construir, planear y soñar, aún discrepar para crecer.

Yurupary fue otra de las entidades homenajeadas.

La fundación Amor por Medellín también recibió un reconocimiento.