Invitación doble

     

    Invitación doble

     
         

    Estamos apenas empezando este tortuoso camino de cada cuatro años para elegir quiénes serán los orientadores y líderes de la ciudad a partir de enero próximo. Una definición que exige de los ciudadanos un trabajo serio y comprometido con el futuro. No somos ajenos a las discusiones que se viven en toda la ciudad, ni estamos aislados del resto del departamento. En esa verdad simple se esconden grandes definiciones que pueden afectarnos a todos: ricos y pobres, empleados o no, jóvenes o viejos.

    Por eso, se le pide a cada candidato destapar prontamente su juego, aunque la campaña propiamente no ha empezado, es de todos sabido que ya hay por lo menos cinco aspirantes a suceder a Fajardo y por lo mismo, va siendo hora de que nos sentemos a reflexionar tanto en la ciudad que recibiremos en diciembre, como también en la que aspiramos a tener a partir de enero próximo.

    La era Fajardo ha estada dominada por las más altas cifras en cuanto a aceptación popular de un mandatario, tanto que se perfila ya al Alcalde de Medellín como posible aspirante a la Presidencia. Por eso, es necesario que cada uno haga un análisis detenido, concienzudo sobre las particularidades de este gobierno para poder sopesarlas con las propuestas, viables o no, utópicas o innovadoras de quienes aspiran a ocupar el piso 12 de la Alpujarra.

    Vivir en El Poblado ha estado siempre al servicio de la comunidad y en esta ocasión, como siempre, abriremos las puertas de esta Casa para que todos los candidatos, sin importar su filiación, puedan dirigirse a sus electores. Por eso, aunque muy temprano, invitamos tanto a los vecinos que no han inscrito su cédula todavía para poder participar en las próximas elecciones a que lo hagan, a que se convenzan de que su voto es importante, especialmente en los tiempos que corren de parapolítica y corrupción. De otro lado invitamos a todos los aspirantes a ocupar esos cargos a que no desperdicien la oportunidad de hablar claro a sus electores en El Poblado.