Insisten en frenar la tala

En Envigado
Insisten en frenar la tala
Siguen las tensiones entre Metroplús, autoridades y defensores del túnel verde

Cinco chiminangos y un gualanday, ubicados en el costado occidental de la carrera 43 A, entre las calles 23 sur y 24 sur, fueron los primeros en caer en la madrugada del sábado 29 de junio, luego de la orden emitida por la empresa Metroplús de iniciar la tala en el tramo 2B, en Envigado. Ante la presencia de agentes del Esmad, que custodiaron la tala de los contratistas de Metroplús, algunos manifestantes atónitos solo pudieron plasmar en los troncos cercenados mensajes póstumos: “Este es el futuro que le están dejando a nuestros niños”, decía uno de ellos.

“Algunos de estos troncos, como acto simbólico de protesta, los envolvimos en las pancartas donde teníamos mensajes de vida y los llevamos al Palacio Municipal de Envigado, para que vieran el crimen que habían cometido”, dice Camilo Andrés Huertas, uno de los ciudadanos que acompañó las protestas en el campamento verde, en las orillas de la quebrada Ayurá.

Ese mismo sábado, día de inicio de tala, cientos de ciudadanos agrupados en el Comité Protúnel Verde marcharon por la Avenida El Poblado, protestando por la ejecución de la obra que, argumentan, es un atropello al ecosistema.

A pesar de la orden de tala, que hasta el momento parece no tener reversa por parte de la empresa Metroplús, un grupo de ciudadanos se presentó en la mañana del martes 2 de julio en el Tribunal Administrativo de Antioquia para instaurar una acción popular que pretende detener la tala de árboles en el tramo 2B. Según voceros del movimiento Protúnel Verde, más de 30 mil firmas se han recogido en apoyo a esta iniciativa de conservación. La intención es que en un término de 15 días el Tribunal profiera una medida cautelar para suspender las obras, al menos de manera provisional. Como se sabe, el fallo de una demanda de acción popular se demora en salir, como mínimo, tres meses, y no son pocos los casos en que los fallos tardan varios años en ser proferidos.

Por su parte, el Concejo de Medellín envió una carta el 2 de julio al alcalde Aníbal Gaviria, como presidente de la junta directiva de Metroplús, solicitando la suspensión provisional de las obras.

Entre tanto, Metroplús informó que la tala de árboles se redujo de 172 a 132 y que la reposición aumentará de 500 a dos mil individuos en el municipio de Envigado. Según Corantioquia, que aclara que Metroplús es un proyecto que no requiere licencia ambiental, 272 árboles nuevos serán sembrados a lo largo del tramo 2B y 50 más en las bocacalles de la zona de influencia.

“Las talas obedecen a una programación de obra, estimada en 14 meses. El sábado 29 se inició con este trabajo, pero no todos los días se van a realizar talas, estas se harán a medida que se vayan ejecutando las obras en el tramo”, explica Pilar Navarrete, de la oficina de Comunicaciones de Metroplús.

{joomplucat:69 limit=15|columns=3}