Insalubridad, delincuencia y perros bravos

 
 

“Desde hace más de un año este lote se convirtió en un basurero. Además viene siendo ocupado por un reciclador que tiene una gran cantidad de perros y gatos. Algunos de estos perros han mordido a la gente que pasa por allí, con el agravante de que estos animales se alimentan de estos desechos”, comenta Juan Guillermo Fernández, residente del sector. Como si fuera poco otros residentes se quejan de que este lugar se ha vuelto un foco de delincuencia,ya que han aumentado los atracos en la noche y cada vez es más notorio el consumo de drogas.

La comunidad ha solicitado desde comienzos de este año una solución a las autoridades, pero comentan que a la fecha ninguna entidad ha resuelto el problema. Por ello, pide acciones urgentes para eliminar el basurero que atenta contra la salud pública, rescatar a estos animales del lamentable estado en que se encuentran, que además representa un riesgo para la gente por las enfermedades que pueden transmitir, y recuperar la seguridad en el sector.

Respuesta de la Inspección

Tras conocer las denuncias de la comunidad, la Inspectora 14B, Ana María Arredondo, informa que realizó una visita a esta casa abandonada y solicitó la recolección de las basuras. “Pero allí hay más de 20 perros, algunos muy agresivos, que prácticamente atacaron a los funcionarios de Empresas Varias”, explica la Inspectora.

Por esta razón, la Inspección pidió a la Secretaría de Hacienda que informe quién es el propietario del lote para que este asuma su responsabilidad y tome las medidas de higiene y seguridad pertinentes. Además, aclara la Inspección, está coordinando acciones para que la Policía refuerce la vigilancia en el sector, con Empresas Varias para que recoja las basuras y con la Sociedad Protectora de Animales para que se lleve los perros al refugio de animales del Municipio.